19
Sat, Sep

El drama de una madre y su hija varadas desde marzo en Chile

Sociales
Tipografía

Se trata de Daniela Freire que viajó, con su madre, al velorio de su abuela en la localidad de Panguipulli, donde permanecen sin poder retornar a sus hogares en San Martín de los Andes. Daniela dejó a sus dos hijas de 15 y 10 años. Las nenas esperan desde hace 5 meses que su mamá regrese.

 

 

Daniela Freire y su madre, Ruth Freire, se encuentran varadas desde marzo pasado en la localidad chilena de Panguipulli, a la espera de poder acceder a uno de los viajes con argentinos repatriados. Desde entonces piden que les permita volver a sus hogares, en San Martín de los Andes.

Daniela viajó, con su madre, al velorio de su abuela y después se impuso desde Nación la cuarentena obligatoria y el cierre de fronteras y las dos quedaron del otro lado de la Cordillera de los Andes, como miles de argentinos.

Mariela es hermana de Daniela y relató el drama que la joven viven en Chile, con su madre. Dijo que las dos están solas en la casa que era de su abuela. “Mi hermana tiene dos hijas menores que la están esperando desde marzo”, afirmó. “Ella tiene 38 años, esta con medicación ya que sufre de enfermedades y es persona de riesgo y mi madre, Ruth, igual sufre de la presión y también necesita su medicación”, comentó Mariela.

En una entrevista con LA ANGOSTURA DIGITAL dijo que las hijas de Daniela tienen 10 y 15 años y desde marzo esperan el retorno de su madre. Desde ese momento hasta la fecha, “las nenas están solas con su papá”.

La situación es delicada. Mariela explicó que se complica mucho mandarles dinero a su madre y su hermana varadas. “Nosotros como podemos hacemos (en San Martín de los Andes) ventas de cosas, trabajamos y cuando cobramos les mandamos para que ellas pueden tener para comer y sus gastos”, describió.

Mariela dijo que su madre y su hermana “no pudieron cruzar hacia la Argentina porque es muchísima la gente varada en Chile”.

“Entonces, había un grupo de WhatsApp que tienen ellos que les van avisando y van por números los viajes que se hicieron”, sostuvo Mariela. Pero a ellas no les tocaba.

“Ahora, justo cuando iban a viajar porque estaban en el listado se largó el temporal (de nieve) y no pudieron viajar y se tuvieron que quedar”, lamentó Mariela.

Dijo que ahora les indicaron que tienen que hacerse un hisopado porque lo establece el protocolo dispuesto como parte del procedimiento de los viajes de repatriación.

“Les dicen que se hagan el hisopado en un laboratorio privado porque el hospital no se los hace y es más rápido y nos dicen que tratemos de conseguir la plata y que cuanto antes lo tengan mejor. Así. para cuando les toque viajar ya tengan el estudio hecho”, contó Mariela.

Cuesta entre 40.000 y 50.000 pesos chilenos hacer el estudio. “Son unos 8000 mil pesos argentinos por cada hisopado y a la vez les están pid9iendo un pasaje de avión que les cobran 270 dólares”, reveló Mariela, a partir de lo que le cuenta su hermana desde Chile. “Es imposible si apenas podemos costear los gastos para que puedan comer día a día”, afirmó.

Dijo que están desesperados y ya no saben adonde recurrir. Ninguna puerta se abre. Son cientos de ciudadanos argentinos que necesitan volver a su país. Muchos están sobreviviendo como pueden. Y la angustia es demasiada.

Mariela contó que su madre casualmente cumple este sábado sus 63 años y su deseo es volver a su casa en San Martín de los Andes.

 


 

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.