07
Sat, Dec

Hoteleros y dueños de locales de gastronomía deberán separar sus residuos en origen

Sociales
Tipografía

Los concejales sancionaron esta semana por unanimidad una ordenanza que obliga a los prestadores de los servicios de hotelería y gastronomía s hacer la separación de los residuos que genera su actividad.

 

Los concejales sancionaron por unanimidad una ordenanza que obliga a los prestadores de servicios “de hotelería en todas sus variantes y de gastronomía” a realizar la separación de residuos en origen, en secos y húmedos-sanitarios.

La concejala peronista María Elena Brinkmann presentó el proyecto de ordenanza que fue aprobado por unanimidad.

“Se hace necesario especificar a través de una ordenanza las obligaciones que tienen los responsables de la prestación de dichos servicios, ante la gran generación de residuos que ocasiona su actividad”, explicaron en la ordenanza sancionada.

La norma establece que los residuos sanitarios “deben disponerse en bolsa separada y cerrada dentro de las bolsas que contienen los húmedos”.

Prevé que los establecimientos gastronómicos “deberán contar con dos tipos de recipientes con las dimensiones que correspondan a la cantidad de residuos generados por día”, con la separación en origen correspondiente.

La ordenanza establece que en el caso de la hotelería que brinde sus servicios de alojamiento en habitaciones, ya sean privadas o compartidas, “debe contar en cada habitación con 2 tipos de recipientes diferenciados entre residuos secos y húmedos y cartelería visible que indique al turista como determinar el destino del residuo”.

La norma ordena que en los complejos hoteleros, los residuos sanitarios se depositarán en un recipiente en el cuarto de baño.

Establece que la hotelería que brinde sus servicios de alojamiento en cabañas o apart hotel debe contar con 2 tipos de recipientes diferenciados entre residuos secos y húmedos en el interior de las unidades y cartelería visible en cada una de las mismas y en los espacios en común. El residuo sanitario contará con recipiente en los cuartos de baño.

La ordenanza ordena que los residuos separados en origen, deben retirarse del establecimiento en bolsas diferenciadas para la recolección por parte del personal municipal, de acuerdo a los barrios y a los días establecidos para el resto de la comunidad.

Un año para cumplir

El Ejecutivo Municipal, a través de las áreas correspondientes, debe considerar el cumplimiento de la presente en todos aquellos operativos de inspección que realiza regularmente y aplicar la sanción correspondiente en caso de incumplimiento.

La ordenanza prevé que el Ejecutivo Municipal otorgará el plazo de un año al prestador para dar cumplimiento a la presente ordenanza.

Determina que en las sucesivas inspecciones, de corroborarse el cumplimiento de la presente ordenanza, por un período que supere las cinco temporadas altas (invernal y estival) se considerará un descuento anual en la tasa de seguridad e higiene del 5 por ciento.

Ordena que el Ejecutivo Municipal deberá dar amplia difusión de la ordenanza, entre los prestadores gastronómicos y hoteleros.

En los considerandos del proyecto de ordenanza sancionado, los concejales explicaron que en Villa La Angostura se adoptó como política de estado la separación de residuos en origen y varias gestiones gubernamentales la han venido sosteniendo.

Sostuvieron que la solicitud a nuestros huéspedes de separar los residuos, es destacada como valor agregado y ejemplo a imitar en sus lugares de origen.

Plantearon que se ha observado que para que resulte dicha política “es importante atender al primer eslabón que es la separación en origen”.

Sostuvieron que se necesita optimizar los resultados respecto de la separación de residuos en origen.

Y que tanto la hotelería, en sus diferentes variantes, como el rubro gastronómico contribuyen a duplicar durante las altas temporadas de turismo la cantidad de residuos a tratar.

 

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.