17
Wed, Jul

Otra vez fracasó la audiencia contra los imputados por las agresiones a jóvenes mapuches

Así quedo el predio tras el ataque recibido por parte de este grupo de desconocidos.
Sociales
Tipografía

La defensa de los dos sospechosos había pedido al juez que la audiencia de formulación de cargos se pudiera transmitir por WhatsApp, porque los acusados se quedaron en Buenos Aires. La fiscalía rechazó la idea porque recordó que no lo permite la normativa vigente. Por eso, volvieron a prorrogar la audiencia.

 

La audiencia de formulación de cargos contra dos sospechosos de haber sido los presuntos autores de las agresiones que sufrió un grupo de jóvenes mapuches la madrugada del 13 de junio del año pasado volvió a suspenderse por razones técnicas.

Así lo indicaron a LA ANGOSTURA DIGITAL desde la comunidad mapuche Paicil Antriao. Dijeron que el problema se originó a partir del pedido de la defensa de los dos sujetos imputados que querían seguir las alternativas de la audiencia por WhatsApp.

Ocurre que los dos sospechosos no viajaron a Villa La Angostura. Por eso, querían participar de la audiencia desde Buenos Aires y por WhatsApp.

La fiscalía rechazó el pedido de la defensa y de los sospechosos porque advirtió que ese mecanismo para seguir las alternativas de la audiencia no es seguro y va contra la normativa vigente.

El Poder Judicial de la provincia hace audiencias por videoconferencias con el programa Polycom. Pero nunca por WhatsApp.

Por eso, desde la comunidad mapuche Paicil Antriao informaron que se volvió a programar la audiencia para otra fecha. Y el juez de garantías Mariano Etcheto dijo que si los dos sospechosos no comparecen ante la justicia serán declarados en rebeldía y se ordenará su captura.

Uno de los imputados es de Temperley y el otro de Glew, provincia de Buenos Aires.

La fiscalía quiere atribuirles las agresiones que sufrieron un grupo de jóvenes mapuches la madrugada del 13 de junio pasado, cuando estaban en el acceso al loteo privado Fideicomiso Lago Correntoso, ubicado en el faldeo del cerro Belvedere.

Los mapuches se habían instalado en un sector del lote que pertenece a Emanuel Ginóbili para resguardar lo que consideran parte de su territorio comunitario por el grave daño ambiental que causaron los trabajos de movimiento de suelo para llevar adelante ese loteo privado. La protesta mapuche paralizó los trabajos en ese sector.

El dueño del lote denunció a los mapuches por haber frenado los trabajos y por la usurpación. La justicia penal intervino, pero desvió el conflicto al fuero civil porque desestimó la existencia de un delito.

La Oficina Judicial había citado a los dos sujetos para el 14 de marzo pasado, pero la audiencia de formulación de cargos se postergó porque los dos imputados no pudieron viajar desde Buenos Aires. Y ayer viernes se volvió a suspender.

 

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.