02
Tue, Mar

Parques y el municipio recuerdan las medidas de prevención al realizar actividades acuáticas

Foto: Juliàn Campos.
Sociales
Tipografía

Los días de calor nos invitan a acercarnos a los diversos espejos de agua para bañarnos, salir en kayak, bote o ir a pescar. Dentro de las áreas protegidas y municipios hay una gran cantidad de lagos, ríos y arroyos para disfrutar, pero es necesario tener en cuenta que en esta región la temperatura del agua es muy baja: oscila entre los 6º y 12º grados.  Para evitar accidentes, disfrutar y cuidar de los lagos, ríos y arroyos recordar las siguientes indicaciones:

 

 

  • ·Usar las playas habilitadas como "balnearios". No sobrepasar la línea de boyado delimitada en los mismos.
  • ·No ingresar súbitamente al agua teniendo el cuerpo caliente, ni hacerlo inmediatamente después de haber ingerido alimentos.
  • ·Aun sabiendo nadar bien o usando salvavidas, las bajas temperaturas de los lagos y ríos pueden generar alteraciones fisiológicas que pueden llegar a ser fatales.
  • ·No tirarse en ríos, arroyos y zonas de desembocadura con cámaras, colchones inflables, colchonetas de agua o cualquier elemento inflable,  ya que las corrientes son peligrosas.
  • ·Si los niños utilizan elementos inflables deberán hacerlo bajo la supervisión de un adulto y en aquellos lugares en los que sus pies toquen el fondo del agua. Los muelles son sólo para embarco y desembarco de pasajeros. Está prohibido permanecer o zambullirse desde los mismos.
  • ·Nadar siempre paralelo a la costa.
  • ·Conducir la embarcación en los lagos siempre fuera de las zonas de prioridad para Nadadores de Aguas Abiertas.
  • ·Al navegar recordar que es obligatorio utilizar chaleco salvavidas.
  • ·Recordar que solo se pude descender en playas habilitadas. Fuera de ellas está prohibido amarrar la embarcación, descender, hacer fuego y acampar 
  • ·Tener en cuenta las pautas que establece Prefectura Naval Argentina para la actividad Náutica.
  • ·Tener en cuenta la inestabilidad climática, cambios de temperatura y fuertes vientos.

La misma playa que se usa, también la utilizan otras especies de animales y de plantas, por lo que hay que tratar de interferir lo menos posible: No arrojando piedras a las aves, evitando generar ruidos molestos y en alto volumen, por ejemplo, con la utilización de reproductores de música, o profiriendo gritos, evitando dañar la vegetación de la costa o pasar por arriba de los juncales.

Disfrutemos del sonido de las olas, de los pájaros, del viento, y permitamos a otros visitantes que también lo puedan hacer. La música en alto volumen interfiere negativamente con los animales del lugar y obstaculiza su comunicación y la de los visitantes.

Este es un mensaje de los Parques Nacionales Nahuel Huapi, Lanín, Lago Puelo, las provincias de Río Negro y Neuquén, las Municipalidades de San Carlos de Bariloche, Villa la Angostura, Dina Huapi, San Martín de los Andes, Junín de los Andes, , Aluminé y la Comisión de Fomento de Villa Traful.