20
Sat, Apr

Tiene un hijo con discapacidad y pide ayuda para hacer un baño adaptado

Sociales
Tipografía

El niño tiene 13 años y su familia no tiene los recursos para poder comprar los materiales, afirmó su madre Sandra Pérez. Golpeó varias puertas oficiales pero no hubo respuestas.

 

Sandra Pérez es la madre Ariel, un niño con discapacidad, que tiene 13 años y necesita con urgencia un baño adaptado.

La madre relató a LA ANGOSTURA DIGITAL que el baño que tienen en la casa, donde vive con su esposo y sus tres hijos, “es muy pequeño”. Si entra la silla de ruedas, que usa mi hijo, no entramos nosotros”, afirmó.

Contó que Ariel es autista. “No puede caminar, no habla y usa pañales. Se puede imaginar cómo es la situación”, indicó la mujer.

“Soy su madre y aprendí en todos estos años a comprender lo que mi hijo necesita”, respondió cuando se le preguntó cómo se comunica con Ariel, que ni siquiera puede hacer señas.

Su esposo trabaja como albañil y es el único ingreso de la familia. Pero no tienen los recursos para poder comprar los materiales para hacer un baño adaptado. Por eso, piden ayuda.

“Mi hijo tiene 13 años, pero mide como un metro sesenta y cinco y yo soy petisita, mido 1,55 y me cuesta mucho bañarlo”, describió Sandra.

“No entra en ningún fuentón y lo tengo que bañar por partes”, contó la mujer. Dijo que su hijo tiene una pensión. Pero no alcanza para hacer un baño adaptado.

Aseguró que fue a golpear las puertas del municipio, pero no hubo respuesta. “Intenté tres o cuatro veces. Lo fui a ver a Alberto Hermosilla (secretario de Ejecución y Fiscalización de Viviendas Sociales) pero no hubo respuesta. Ni siquiera fui a pedir un subsidio, fue a preguntar para un crédito porque hacer un baño adaptado es carísimo y no quiero que me lo den porque no quiero aprovecharme de la discapacidad de mi hijo”, sostuvo.

“Lo único que fui a pedir es un préstamo para mi hijo pero en la municipalidad me dijeron que no”, afirmó Sandra.

Este diario intentó comunicarse con Hermosilla pero hasta ahora no respondió.

El municipio tiene el programa Amancay destinado justamente a otorgar préstamos con un objetivo social para mejoras y refacciones de viviendas para familias que no pueden acceder al crédito tradicional del sistema financiero.

Dijo que su marido trabaja en negro en la construcción y eso impide que gestione un crédito en un banco. Relató que concurrió al Anses para solicitar un crédito de los que otorga ese organismo, pero tampoco hubo una solución. “En el Anses me dijeron que no lo puedo pedir porque la pensión es de mi hijo”, comentó Sandra. La respuesta en el Anses fue que su hijo tenía que ser mayor de edad.

Ariel no puede esperar 5 años para acceder a un baño adaptado. Por eso, Sandra decidió “recurrir a la gente”.

 

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.