06
Mon, Dec

Vecinos esperan un dictamen favorable del Municipio para frenar un polémico desarrollo inmobiliario

Sociales
Tipografía

El área de Legales debe dar opinión sobre las presuntas irregularidades detectadas en el expediente del proyecto aprobado en el barrio Las Balsas. Entre otros puntos, piden la nulidad por no haberse dado a difusión pública el Estudio de Impacto Ambiental, como exige la normativa vigente. 

 

El grupo de propietarios del loteo Fei Curam del barrio Las Balsas están a la espera del dictamen del área de Legales de la Municipalidad de Villa La Angostura referido a posibles irregularidades en la aprobación del proyecto del desarrollo inmobiliario en ese sector de la localidad y la autorización de inicio de obra.

La abogada de los vecinos Mariana Trebisacce informó a LA ANGOSTURA DIGITAL que desde el Municipio todavía no hubo una “respuesta formal” al pedido que habían hecho sobre las presuntas irregularidades en la aprobación del proyecto del desarrollo inmobiliario que un privado quiere ejecutar en el barrio Las Balsas.

“Sabemos que la obra está paralizada a partir del incendio y que el expediente se envió a legales para que se expida”, explicó. “Ahora hay que ver qué dice Legales sobre la nota de la responsable técnica ambiental y sobre la nulidad por el tema de la publicación. Hay varias puntas abiertas que son independientes entre sí”, indicó.

“La verdad es que no sabemos exactamente qué solicitaron concretamente a Legales”, comentó. “Pero deberían dictaminar sobre la consecuencia administrativa del incumplimiento que ocasionó el incendio y las responsabilidades de los desarrolladores (dueño, arquitectos, responsable ambiental) por las irregularidades en relación a la designación de la responsable técnica ambiental, que luego del incendio aparece presentando una nota negando haber aceptado el cargo”, sostuvo la abogada.

“También deberían expedirse sobre el cumplimiento del requisito de “difusión pública” de la declaración de impacto ambiental, que sólo se publicó en el boletín informativo de la Municipalidad y sobre lo que los vecinos pedimos la Nulidad”, recordó.

“En definitiva, sobre el cumplimiento de las condiciones legales de aprobación del proyecto y del inicio de obra”, resumió Trebisacce.

Dijo que la obra está paralizada, “a partir del incumplimiento de la prohibición de quema que está específicamente consignada en la declaración de impacto ambiental de ese proyecto en particular”.

Especificó que el mismo informe de impacto ambiental en el plan de gestión de riesgos “dice que tiene que usarse chipeadora y no quema”.

“Eso lo toma de declaración de Impacto Ambiental que emite la Municipalidad y expresamente prohíbe la quema que la hacen igual y es lo que ocasiona finalmente el incendio”, recordó.

“Ya se le dio intervención al Juzgado de Faltas por ese hecho. Está pendiente lo penal, ya que el incendio es un delito. Y admite dos formas: el dolo, que se da cuando el autor conoce u quiere y la culpa, que se da cuando el incendio se ocasiona por una acción (u omisión) imprudente. Es claramente imprudente el realizar una quema prohibida en base a una evaluación de riesgo ambiental”, afirmó la abogada.

Qué advirtieron

Los vecinos plantearon en la nota que presentaron al secretario de Planeamiento, Infraestructura, Medio Ambiente, Fiscalizaciones y Viviendas del Municipio, Fabián Arévalo, que habían tomado conocimiento de que la “Técnica Teresita María Gómez (consultora en estudios de impacto ambiental) ha manifestado expresamente que nunca actuó como representante técnico ambiental en el proyecto que es objeto del expediente municipal 11-V-15 y que jamás prestó conformidad para ejercer el cargo para el que fue propuesta (Representante técnico ambiental)”.

Por eso, “solicitamos se deje sin efecto el inicio de obra oportunamente otorgado en las actuaciones de referencia, sin perjuicio de la responsabilidad que pudiera corresponder a los titulares, presentantes y/o profesionales que se encuentran a cargo del proyecto, por la errónea información introducida sobre una condición esencial impuesta por la autoridad municipal”, señalaron los vecinos.

En la nota, que presentaron la semana pasada, volvieron a pedir “la realización de un Estudio de Impacto Ambiental objetivo, amplio e independiente, que incluya especialmente el análisis de los impactos negativos que un proyecto de las características del presentado en el expediente pueda tener sobre el Loteo Fei-Curam y el barrio Las Balsas en general”.

Pidieron que ese estudio “sea encomendado a la Facultad de Ciencias del Ambiente y la Salud de la Universidad Nacional del Comahue”.