16
Wed, Oct

Colocarán el primer hito en Chiloé del Camino de los Jesuitas con Villa la Angostura

Turismo
Tipografía

Será el 27 de septiembre, en Quinchao, Achao. Marcará el lugar donde desembarcaron siglos atrás los primeros jesuitas. Una delegación de Villa La Angostura, liderada por el intendente Guillermo Caruso, viajará para participar del evento.

 

Una delegación de Villa La Angostura viajará a finales de este mes hasta Quinchao, Chiloé, para participar de la colocación del primer hito que señalizará el sitio, donde desembarcaron los primeros jesuitas que llegaron a la región por el siglo XVI.

El hecho marcará otro avance en el proyecto de integración turística binacional “El camino de los jesuitas”.

Así lo informó la presidenta de la Asociación de Ejecutivas Empresarias de Turismo de Villa la Angostura (AFEET) Maite Diem.

En declaraciones a LA ANGOSTURA DIGITAL dijo que viajarán el 25 de septiembre hacia Chiloé y que en esta oportunidad se sumarán vecinos de Esquel, Bariloche, El Bolsón y hasta un contingente de Paraguay.

Explicó que en el lugar donde se colocará el 27 de septiembre el hito estará el escudo de los jesuitas, para rememorar ese acontecimiento y comentó que a las personas que viajarán se les sellará un pequeño pasaporte en la Secretaría de Turismo de Villa La Angostura y el mismo acto simbólico se hará en Quinchao, Chiloé. Al evento asistirá además el cónsul de Chile en la región. Todo finalizará con un gran curanto popular.

Diem explicó que el proyecto del “Camino de los Jesuitas” nación tiempo atrás con la idea de promover la integración turística y cultural y poner en valor la historia que une las regiones de Villa la Angostura, en la provincia de Neuquén, y Achao, en la isla de Chiloé, a partir de la ruta de los misioneros jesuitas que terminó con la fundación de la “Misión Nahuelhuapi”, en la actual zona de Huemul, a orillas del Nahuel Huapi.

El desafío es replicar lo que se conoce como “El Camino de Santiago”, en Galicia, España, que es conocido a nivel mundial.

“El Camino de Santiago cambió la historia de Galicia y no hace distinción, integra a partir de los hechos de la historia”, destacó Diem.

Recordó que días atrás se firmó en el Centro de Convenciones de esta localidad el convenio de “hermanamiento turístico cultural” con el alcalde de Quinchao, Washington Ulloa Villarroel.

Ese convenio apunta a promover el proyecto de integración turística y cultural a partir de la iniciativa de recrear el Camino de los Jesuitas.

Diem destacó que en la firma del convenio hubo delegaciones de otras localidades del sur de Chile y de varias entidades intermedias de Villa La Angostura.

“Hay un turismo de integración y participación muy grande”, valoró Diem. Dijo que se demostró el interés en la gran concurrencia que hubo en el Encuentro Binacional del Comité de la Región de los Lagos, que se hizo días atrás en Bariloche.

“Lo mejor es que las autoridades nacionales de ambos países comprendieron que estas oportunidades hay que aprovecharlas y, por eso, trabajamos mucho para concretar esas posibilidades”, afirmó.

Antecedentes

La iglesia Santa María de Loreto de Achao fue, a partir de 1666, la emisora de las misiones jesuitas que llegaron a nuestra región y en esta iglesia chilota se encuentra la imagen original de Nuestra Señora del Nahuel Huapi.

La “Misión Nahuelhuapi” dejó precedentes históricos invalorables, no solo para la provincia de Neuquén, sino para toda la Patagonia. A partir de la misión se introdujeron por primera vez las ovejas y vacas en la Patagonia.

También fue la primera vez que hubo una biblioteca en la historia de la Patagonia, que llegó a tener más de 300 libros originales a principios de 1703.

Y fue el primer asentamiento de la Iglesia Católica en forma permanente en la historia de toda la Patagonia, más allá de la increíble historia de la imagen de Nuestra Señora del Nahuel Huapi, la primera imagen entronizada en toda la Patagonia, en cuyo honor Exequiel Bustillo construyó la Catedral de San Carlos de Bariloche y que hoy se busca su puesta en valor en la tierra neuquina.

Los cuatro jesuitas que estuvieron a cargo de la misión fueron asesinados, y dos de ellos aún hoy sus cuerpos están enterrados a orillas del Nahuel Huapi.

 

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.