26
Tue, May

Cómo afecta al sector turístico de Villa la Angostura, la economía en crisis

Turismo
Tipografía

En exclusivo para La Angostura Digital, Juan Aubert, analiza el sector turístico y las medidas que habría que tener en cuenta para superar la crisis que provocó la pandemia del coronavirus.

 

Muchas actividades movilizadoras de la economía Argentina, están padeciendo las consecuencias de meses de escasa o nula actividad.

En los destinos esencialmente turísticos, como es nuestro caso, ésta suspensión de actividades impacta en la economía de toda la ciudad y pone en riesgo los puestos de trabajo.

La hotelería en general, atraviesa una crisis sin precedentes dada la cuarentena obligatoria, con múltiples medidas restrictivas, que impactaron sobre los empresas del sector turístico, al no tener facturación y en consecuencia, enfrentan serias dificultades para sostener sus estructuras y pagar salarios.

Esta actividad da empleo a más de 1 millón de trabajadores en todo el país, con el derrame sobre la economía doméstica, que ello implica. Sumándose un adicional en el mediano plazo, porque la recuperación no será fácil y se necesitará tiempo para recobrar la confianza del consumidor.

Muy gradualmente volverá a surgir la actividad, comenzando a nivel doméstico, los turistas optarán por viajar cerca de sus residencias.

Por lo tanto, esa gradualidad estará escalonada:

  • Viajes domésticos, regionales, interprovinciales, preferentemente en auto.
  • A medida que vaya recuperándose la confianza, serán más lejanos los destinos y se podrá incluir los países limítrofes o del continente en general, contando para ello con la normalización de los vuelos internacionales y fronteras.
  • Luego, los viajes de larga distancia tardarán más tiempo aún.

De modo que el sector deberá atravesar varios meses sin prácticamente facturar y un largo período sin una ocupación ideal, conviviendo con la pandemia que nos afecta, hasta que se encuentre una salida científica.

¿Cómo repercute en la vida diaria del empresariado y trabajadores del turismo?

Consultado al personal directivo de diferentes establecimientos del medio, reconocen que la realidad es compleja y en el corto plazo dependerá de la provincia, en la medida que decida abrirse al turismo doméstico. Jujuy ya lo hizo y con buenos resultados. Pero ello, no los detiene en pensar en el futuro. En ese sentido, están trabajando en la elaboración de protocolos y estrategias comerciales para atraer y recibir a los turistas que irán arribando lentamente. Hay que entrenar al personal, con los nuevos procedimientos, manifestaron. Son optimistas frente a las preferencias que buscarán los turistas: Naturaleza y estamos en ese entorno. En general sus miradas para la recuperación están puestas en la temporada 2021, algunos establecimientos -además de las consultas – ya están recibiendo reservas desde noviembre en adelante y piensan abrir en julio, dado que Cerro Bayo también lo hará. Queda claro que nuestros visitantes buscarán un destino seguro, no sólo porque la provincia lo ofrece, sino por lo que haga cada establecimiento.

Otro punto que valoran, es la ayuda del gobierno nacional para el pago de los salarios con un aporte del 50 % y otros beneficios adicionales.

El sector del trabajo, también está atravesando un momento de incertidumbre muy alto, al no observar un horizonte inmediato. Sus salarios fueron reducidos entre un 25 a 30 %, no así los insumos que componen sus gastos cotidianos – agradecidos por el esfuerzo empresario en mantener sus puestos de trabajo, pero expectantes.

Mucho peor, aquellos que no se encontraban registrados o eran temporarios, hoy quedaron sin empleo y, salvo ayuda oficial, no cuentan con otro ingreso. Aunque quisieran tenerlo, no hay oferta laboral.

Un dato más preocupante: en muchos casos para una continuidad futura, deben renunciar voluntariamente, una alarma que genera mayor incertidumbre al descontento existente, sumado a aquellos empleados que por ser temporarios y eventuales, no pueden acceder a la ayuda del beneficio de IFE.

Desde las Cámaras Empresarias locales, AHR, Cámara de Comercio, Turismo, Industria y Producción y las organizaciones que integran la mesa de trabajo público-privado, junto a la Secretaria de Turismo local y Ministerio provincial, vienen trabajando arduamente para lograr medidas que alivien esta situación, más allá de las otorgadas por el Gobierno Nacional -que en muchos casos aún no se han podido concretar- y simultáneamente, generando condiciones y protocolos necesarios para cuando nuevamente se inicie la actividad.

Es preciso destacar que, en el caso AHR, sus reclamos no han tenido eco hasta el momento y la operatividad en la mesa de trabajo, es lenta.

El Estado Nacional y Provincial, junto a la Municipalidad de Villa La Angostura, siguen muy atentos esta situación y cómo impacta la ayuda financiera que ofrece cada uno sobre el sector en lo inmediato pero aún falta un largo camino por recorrer y ayudas por concretar. Una cosa son los anuncios y otras las realizaciones puntuales y por otra parte, los requisitos para acceder financieramente a una ayuda, no se cumplen o directamente no son sujetos de crédito –todo un tema- 

Cuáles serían factores de incentivos determinantes para la reactivación del turismo en todo el país.

  • Eximir o devolver el IVA sobre los consumos de alojamiento, gastronomía y transporte por 6 meses y luego devolver o eximir a través de un porcentaje gradual, hasta llegar al de cada categoría.
  • Continuar con el programa ahora 12 para alojamiento, como otras modalidades de venta con TC en cuotas sin intereses, dirigidos a aquellos centros turísticos que los Ministerios de Turismo y Entidades del sector determinen.
  • Reducción de los costos fijos tales como: consumo de energía eléctrica, gas e impuestos cuya base imponible esté determinada por los ingresos, en período a convenir.
  • Renegociación de los contratos de alquileres, temporarios y permanentes a montos acordes con la emergencia por un plazo de 12 meses.
  • Otros aspectos, son los legales. Las respectivas Cámaras Legislativas, tendrán que analizar y ayornar la legislación del sector turístico, junto a los contratos laborales y condiciones del trabajo, hoy regidos por la ley LCT, dictada en el año 1975, con diferentes modificaciones a lo largo del tiempo.

Un tema tabú y políticamente incorrecto pero muy necesario. Debe ser incorporado a la agenda nacional. Es un reclamo empresarial ineludible.

El Estado en todos sus niveles debería ser quién comience con dicha actualización laboral. Otra deuda pendiente con la sociedad argentina.

La comunidad de Villa la Angostura, es fuerte y tiene experiencia en situaciones complicadas, se necesitará de mucha voluntad pero podrá salir airosa; siempre hay un camino de esperanza, sabemos de incorporar “virus” en nuestra cotidianidad, por lo que pronto transitaremos libremente por nuestros lugares en naturaleza, apreciando los hermosos paisajes e increíbles atardeceres de nuestra Villa.

Como anfitriones, potenciados en la atención al turista.

 

Juan Aubert

Guía de Baños de Bosque

www.anfitriones.com.ar

Fotos gentileza de @colodezurko y Maximiliano Langlois

 

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.