19
Thu, Oct

Estiman que julio cerró con una ocupación promedio del 45 por ciento en Villa La Angostura

Turismo
Tipografía

Así lo informó el presidente de la Asociación de Hoteles y Restaurantes local, Leonardo Morsella. Dijo que las dos semanas de temporada alta hubo picos de entre el 75 y 80 por ciento. Y evaluó que el consumo es el mismo que el inverno pasado con precios un poco más estables.

Pasó julio como un soplido y comenzaron los balances de lo que dejó la temporada alta de invierno 2017. El presidente de la Asociación de Hoteles y Restaurantes de Villa La Angostura, Leonardo Morsella, estimó a partir de la información que manejan que la ocupación en promedio estuvo en el 45 por ciento.

“Estamos hablando de una temporada buena y esperamos que agosto acompañe”, señaló Morsella en diálogo con LA ANGOSTURA DIGITAL.

“En una pequeña muestra de rendimiento de temporada, podemos decir que julio deportó, más o menos, en ocupación el cuarenta y cinco por ciento”, indicó Morsella.

“Obviamente –aclaró- la segunda quincena de julio, cuando recibimos el turismo de Buenos Aires, hizo picos entre el setenta y cinco y ochenta por ciento de ocupación”.

Los datos oficiales que la Secretaría de Turismo municipal difundió indican que la primera semana de alta temporada de julio pasado cerró con un promedio de ocupación del 73,9 por ciento en la localidad. Todavía no se conocen los números oficiales del mes pasado.

Morsella señaló que en “los restoranes se trabajó muy bien al mediodía y, después, regular a la noche”. “En general, hay algunos que trabajaron mejor, otros menos, otros igual; así que podemos hablar que la temporada, en cuanto al consumo, viene siendo igual que el año pasado”.

“Quizás con un poquito más de estabilidad en los precios, pero con las mismas problemáticas de rentabilidad”, afirmó el presidente de la Asociación de Hoteles y Restaurantes.

Dijo que más allá de que el clima ayudó con buenas e intensas nevadas, sostuvo que hubo tres o cuatro días de problemáticas de intercambio de turismo por falta de luz, de rutas abiertas tras el temporal que ocurrió a mediados del mes pasado.

“Eso hizo que tres o cuatro días, que representan, quizás, el 20 por ciento de los días fuertes, realmente, se complicó”, sostuvo Morsella.

Recordó que en algunas zonas como Puerto Manzano hubo restoranes que no pudieron abrir por tres días, hoteles que tuvieron muchos problemas y se les fue gente.

“Más allá de esas peripecias y el marco país, estamos hablando de una temporada buena y esperamos que agosto acompañe”, afirmó. Aunque comentó que “esta semana sí está muy baja” en cuanto a ocupación.