Versiones encontradas en cuanto al movimiento turístico de Semana Santa en Villa la Angostura

Leonardo Morsella, presidente de Asociación de Hoteles y Restaurant de Villa la Angostura.
Turismo
Tipografía

Los datos oficiales indican que la ocupación en promedio, alcanzó el 77% y desde Turismo del municipio destacaron que superó las expectativas. El presidente de la Asociación de Hoteles y Restaurantes sostuvo que fue “regular”.

Como ocurre con bastante frecuencia, el movimiento turístico que hubo en este feriado largo de Semana Santa dejó distintas miradas al momento del balance.

Desde la Secretaría de Turismo municipal informaron que la ocupación, en promedio, se ubicó en el 77 por ciento. “Esperábamos una ocupación de alrededor del setenta por ciento en función de cómo venían las reservas y finalmente cerró en setenta y siete”, destacó el secretario de Turismo municipal, Pablo Bruni.

Los datos oficiales indican que hubo un pico de ocupación del 83% la noche del viernes este fin de semana largo de Semana Santa en Villa La Angostura.

Fuentes oficiales indicaron a LA ANGOSTURA DIGITAL que el ministro del Interior de la Nación, Rogelio Frigerio, eligió esta localidad para descansar y se lo vio el viernes al mediodía caminando, distendido, por la avenida Arrayanes.

Desde Turismo del municipio indicaron que “a fines de la semana anterior a Pascuas las reservas ya alcanzaban el 60%. Continuaron creciendo entre el lunes y el miércoles a lo que se sumó luego el turista que arribo sin reservas”.

El presidente de la Asociación de Hoteles y Restaurantes de Villa La Angostura, Leonardo Morsella, estaba más cauteloso cuando se lo consultó el sábado como para tener un adelanto del movimiento turístico que se observaba en la localidad.

Aclaró que aún no había datos, pero destacó en ese momento que había“buen consumo al mediodía y mucho menor a la noche”.

“Creo que la ocupación va a estar por debajo de las expectativas, salvo que haya un repunte hoy sábado a la noche. Pero el jueves estuvo tranquilo y el viernes se trabajó mucho mejor”, indicó Morsella.

Dijo que de acuerdo a lo que se observó hubo mucho movimiento en el centro, “pero menos consumo queel esperado enchocolaterías, restoranes, pizzerías y los restoranes alta gama fueron los más complicados”. “Es como que fue una Semana Santa tibia”, resumió.

Advirtió que las opciones de viajar al exterior fueron muy tentadoras. Señaló que “Uruguay estuvo repleto y Brasil también”.

Opinó que el alto precio de los vuelos de cabotaje “también atentó contra la elección de último momento” de algún destino en el país.

Por eso, Morsella evaluó que fue “una Semana Santa regular, dentro de lo bien que se había trabajado en el verano, fue lo más flojito de cierre de la temporada”.

Destacó que ahora “se sigue trabajando para posicionar el destino ya encarando el invierno y no esperar hasta último momento”.