Jueves, 30 de Julio de 2015 |
 
” Las palabras están de más cuando no fundan, cuando no esclarecen,cuando no atraen, cuando no añaden” José Martí

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Carta de lectores
“Debemos aprender a valorar el agua”
Roberto Bertossi recuerda que "en el mundo ya más de dos mil millones de personas carecen de acceso a la misma y cada ocho segundos muere un niño por beber agua contaminada y cada año más de siete millones de personas perecen por las mismas causas lo que irriga caudalosamente la hipótesis de que muy probablemente las próximas guerras sean por el agua".

(12/02/10)



Sr. Director:

El agua potable después del aire, es esencial e insustituible para la vida. El agua es derecho humano en cuanto tal.

En el mundo ya más de dos mil millones de personas carecen de acceso a la misma  y  cada ocho segundos muere un niño por beber agua contaminada y cada año más de siete millones de personas perecen por las mismas causas lo que irriga caudalosamente la hipótesis de que muy probablemente las próximas guerras sean por el agua.

Queda `claro como el agua clara´  el rol preponderante que tiene y tendrá este recurso natural en la supervivencia humana y el desarrollo sostenible.

¿Cómo ignorar entonces las gravísimas responsabilidades del sector público y de los organismos de concesión, regulación y control  en este `déficit vital´ para la prevención, precaución, protección e incremento y fortalecimiento de fuentes, cuencas, manantiales, acequias; reforestaciones,  etc.? cómo cuando referencial y testimonialmente esos recursos y recaudos fueron siempre respetados por nuestros pueblos aborígenes desde  la antigüedad!

No hay educación para el consumo; no existe prevención y racionalización de los usos; se multiplican por doquier desarrollos inmobiliarios sin contar previamente con  prefactibilidad de  servicios esenciales como el agua y saneamiento; se ignoran  las tendencias demográficas, la creciente  escasez y evaporización del agua a causa del cambio climático, la contaminación y los consumos derrochones ante la recurrente omisión y vista gorda corrupta de muchos gobernantes locales y regionales ignorando o eludiendo recomendaciones y advertencias internacionales y/o de los comité de cuencas hídricas,  exponiéndonos cada año mas anticipadamente que el anterior a la indisponibilidad del agua potable y a las consecuencias del desprecio por las energías lacustres no obstante la precipitación en el incremento de su mercantilización cuando al fin y al cabo ningún  derecho humano vital debe quedar fuera de  la más completa desmercantilización.

El desafío central consiste en suministrar servicios de agua para todos, especialmente a los indigentes y optimizar la productividad de los recursos hídricos  en la agricultura.

Debemos aprender a valorar el agua. Esto implica no privar de este recurso vital a poblaciones ya marginalizadas sino incluirlas responsablemente al sistema puesto que, una de las paradojas mundiales más perversas con respecto al agua en el presente es que las personas con menores ingresos son las que en general más pagan por el agua.

Sin demoras hay que impulsar determinadamente cambios institucionales necesarios para gestionar mejor el agua como recurso, incentivando la prevención,  la conservación, la recuperación (agua de lluvia, desalinización, etc.) y el ahorro del agua, readaptando los usos y mejorando su calidad, eficiencia y regularidad lo que garantizará no despilfarrar más agua potable Vg. para sanitarios, lavado de vehículos, regadío de veredas y cuantos otros más absurdos.

Las sequías pavorosas actuales  -que ni siquiera han merecido un solo alerta sanitario-, nos advierten a todos por igual que el recurso escasísimo del agua es y será siempre, antes o después de las sequías, un enorme problema que sobrepasa todo rumor o conjetura tradicional en los desiertos de arroyuelos, riachuelos y lagos hasta los bramidos de crecientes, avalancha, turbulencia y turbiedades;  traduciéndose en una exigencia común e ineludible de responsabilidades y sacrificios compartidos.



Roberto F. Bertossi
Docente e investigador universitario UNC
E-mail: robertossi@hotmail.com
     
 
 

  Carta de Lectores | Contacto | Archivo | Entrevistas | Encuestas Anteriores | Clientes | RSS   | Teléfono (0294) 154517851 | contacto@laangosturadigital.com.ar |
  Copyright 2006-2015 laangosturadigital.com.ar | Todos los derechos reservados
Normas de confidencialidad y privacidad
 

Publicidad la Angostura Digital