Sábado, 22 de Julio de 2017 |
 
” Las palabras están de más cuando no fundan, cuando no esclarecen,cuando no atraen, cuando no añaden” José Martí

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Aves de la región
Observadores de Aves de Angostura: hoy la Diuca Común
En la ficha de aves de nuestra región, tenemos el gusto de presentarles a la Diuca Común. Es muy fácil verla en Villa la Angostura y toda la región del Nahuel Huapi. Una leyenda recuerda que "...La diuca no canta porque vaya a amanecer, sino para que amanezca.”.

(13/07/13)

Nombre vulgar: Diuca Común, Diuca, Yuca, Aurorita

Nombre en mapuche: Diuka, Shiuka

Nombre en inglés:  Comoon diuca-finsch

Nombre científico: Diuca diuca



La Diuca Común posee un plumaje que a primera vista se nos presenta de un grisáceo claro, contrastando con su garganta blanca.

Su bajo vientre es acanelado. Tiene el pico corto y robusto.

Pero creo no equivocarme al sentir que la mayor característica distintiva es su canto melodioso, repetido, solitario y estridente que exalta la dulzura de los paisajes cordilleranos patagónicos.

La Diuca Común permanece gran parte del día en el suelo buscando su comida, la que consiste en granos, semillas, frutos y aprovechando la presencia del hombre, se alimenta también de los restos de comida que él deja.

Las he visto en la cordillera inspeccionando los lugares en donde alguien comió, buscando restos de migas de pan y más asiduamente alrededor de los fogones de los campings, sectores fijos de alimentación de los acampantes.

La lección de la Diuca

Por Edgar Morisoli

La Pampa y el largo Sur en que se inscribe, la Patagonia toda, constituyen una región austera y heroica, curtida de olvidos y despojos, pero a la vez hermosa y hechizada. Vivimos en una tierra mágica, cuyo pacto de existencia con el Universo se renueva día a día. O mejor dicho, noche a noche.

Porque al filo del alba, cuando todavía la oscuridad es absoluta y relumbra más fuerte Wünyelfe, el lucero de la madrugada, el mundo afronta la pregunta decisiva, la duda mayor: ¿amanecerá? El porvenir se juega a suerte o verdad. El día o la nada. La continuidad de la vida -sólo posible con el sol-, o su interrupción y el cese de la maravilla cotidiana.
   
Encrucijada tremenda, disyuntiva final que en ese momento único de la noche, de cada noche, coloca a todo lo que se alienta sobre la tierra ante el “cara-o-ceca” de la Muerte o la Vida, ante el universo o reverso del naipe del Destino. El mundo vacila y se estremece. El mundo queda en vilo frente a esa horqueta de senderos, que se reitera inexorable.    
   
... Y un pájaro lo salva. Noche a noche, un pájaro salva al mundo. Un pajarito pequeño, “gris plomizo, vientre y garganta blancos”, que en el instante crucial, en el inmenso silencio de la noche patagónica, canta. Rompe y canta. Y amanece. Es ella, la diuca. (La rucadiuca, la aurorita, la yuquita del cariño infantil). Y la vieja sabiduría del hombre de la tierra, la siempre verde palabra del pueblo, así lo enseña con su síntesis poética: “La diuca no canta porque vaya a amanecer, sino para que amanezca.” Aprendamos su lección.

Fuente: Aves de la Patagonia


Club de Observadores de Aves - Tintica
Villa La Angostura
Blog: www.coatintica.blogspot.com
E-mail: coatintica@gmail.com
     
 
 

  Carta de Lectores | Contacto | Archivo | Entrevistas | Encuestas Anteriores | Clientes | RSS   | Teléfono (0294) 154517851 | contacto@laangosturadigital.com.ar |
  Copyright 2006-2017 laangosturadigital.com.ar | Todos los derechos reservados
Normas de confidencialidad y privacidad
 

Publicidad la Angostura Digital