11
Tue, May

Puerto Elma: “Usted no compró, hizo la reclamación veinteñal del lote donde ahora pretende despojar a mi hijo Saúl”

Foto: Lof Paicil Antriiao.
Carta de lectores
Tipografía

Elma Quiroga escribe para aclarar lo publicado por la Sra Biamchedi de Terzolo respecto al predio que se encuentra el conflicto. 

 

Sr. Director;

A la sra. Ana Maria Bianchedi de Terzolo, a partir de su carta de lectores https://www.laangosturadigital.com.ar/carta-de-lectores/soy-victima-de-usurpaciones-bajo-elvelo-de-la-comunidad-paicil-antriao:

Dice usted que compró tierras en Villa la Angostura en 1970 y que, supuestamente, mi hijo le usurpó en 2012. Por esos años en que usted compró este pueblo crecía repartiéndose y haciendo negocios con el lote pastoril N 9. Casi nadie de mi familia por ese entonces sabía leer ni escribir, ni tenía posibilidades de acceso real a la justicia para poner freno a ese despojo. Es más, la justicia fue la que subdividió y pagó con nuestras tierras los servicios profesionales de Dotras, por ejemplo, que mensuró por 1950 la fracción que usted compró.

Lo sabíamos su esposo, usted y yo cuando iba a trabajar en las temporadas, esos quince días al año en que venían. Ustedes mismos me contaron que por el trabajo de Juan Carlos Sterzolo, su esposo, en Vialidad Nacional durante la apertura de la ruta accedieron a tierra junto a la traza y al lago Nahuel Huapi. Por usted supe que no compró, sino que hizo la reclamación veinteñal del lote donde ahora pretende despojar a mi hijo Saúl.

La legitimidad de la operación de compra-venta de la tierra que reclama y el título de propiedad que le entregaron están viciados de origen, pero es al Estado de Neuquén a quien debe reclamarle. No a nosotros, ni a mi hijo, ni a mi familia, ni a la comunidad mapuche que formamos para frenar los atropellos y defender nuestro derecho a una vida digna y libre.

Lamento que le moleste todo el trabajo que desarrollamos desde nuestro espacio. En general nos tratan de indios vagos, pero usted cuestiona que trabajamos un muelle y nos ganamos no sólo el pan del día sino un lugar en la prestación de los servicios al turismo en un sitio históricamente reconocido a mi familia. Justamente, reclamamos que el Estado reconozca nuestro territorio y todas las actividades económicas y de servicios que ofrecemos a la comunidad local y a los turistas.

En la sala de su cabaña tenían colgada una copia grande del plano de la Colonia Pastoril Nahuel Huapi, el de la subdivisión de los lotes pastoriles que incluye el 9 de Paicil-Antreao. En ese mapa, en su sala, estaban señaladas las rukas de nuestros mayores. “Buscate un buen abogado”, me recomendó cuando empezamos a reunirnos como comunidad mapuche con Ernesto Antriao, entre otros lamngen.

No estamos dispuestos a sufrir la violencia ni las humillaciones que sufrieron mi madre, mi abuela y todos nuestros mayores. Su memoria, mis nietos y bisnietos nos dan fuerza para leer su carta de lectores sin rencor, para sostener el resguardo territorial hasta que el Estado argentino nos entregue el título de propiedad comunitario y los privados dejen de hacer negocios con lo nuestro.

Elma Quiroga

DNI 11.498.053

Villa la Angostura

 

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.