28
Sun, Feb

Gastronómicos locales preparados para una temporada de verano atípica en Villa La Angostura

Economía
Tipografía

Un movimiento más intenso, nuevos locales comerciales y gastronómicos próximos a abrir, mayor circulación peatonal, son algunas de las postales que pueden observarse en la localidad. En esta oportunidad, Juan Aubert en exclusiva para la Angostura Digital, entrevista a gastronómicos locales que cuentan sus impresiones sobre el reciente comienzo de la temporada.

 

Villa La Angostura ya comenzó la época de verano y hasta los propios habitantes ven su ritmo alterado, con marcado desconocimiento general de los trámites que locales y turistas deben cumplir para ingresar y salir de la ciudad, producto de tanta confusión en la comunicación y decisiones definitivas. Aun así, sus actores se preparan para recibir a nuestros visitantes de la mejor manera posible frente a la realidad que nos envuelve.

En esta oportunidad conoceremos los testimonios de algunos referentes de la gastronomía local, para que nos cuenten su opinión sobre cuáles son sus expectativas para en tiempos de verano, cómo son sus protocolos y, en general cuál es su visión sobre nuestra localidad.

Jorge Martene – Porto Seguro 

Con años de trayectoria en la gastronomía local, a punto de habilitar un nuevo emprendimiento gastronómico: Porto Seguro, en el Puerto de Villa La Angostura; estima que tendremos una temporada al 50 %. Para él, las ventajas comparativas con que cuenta nuestra Villa, son sus playas, senderos, ubicación estratégica y la oferta turística.

Los protocolos que aplicará en su local serán los establecidos por las autoridades sanitarias, barbijos, distanciamiento, alcohol en gel y mesas al aire libre; además de la limpieza y manejo adecuado de los alimentos. Consultado sobre cómo se imagina al turismo y la actividad turística para los próximos años, su apreciación es que estará en crecimiento. Y en cuanto al desarrollo turístico de mediano y largo plazo, lo ve explotando actividades al aire libre, bregando por un destino verde al 100 %. 

Martín Bianchini - Restaurante Hub 

“Mi expectativa para esta temporada es mucha incertidumbre, si bien pienso que va a venir mucha gente, no sé cuál será su actitud en la forma de moverse. Si hará un turismo tipo casa adentro, con sus paseos en familia y no relacionándose mucho en lugares de afluencia de gente.

La principal ventaja de Villa La Angostura es que tiene la posibilidad del que nos visite puede hacer turismo en la naturaleza, alejándose de las aglomeraciones.

En cuanto a protocolos, aplicamos el distanciamiento entre mesas y la ventilación. Para ello, armamos un segundo piso también para poder disfrutar de la gastronomía.

Creo que va a ser un turismo, en principio, alejado de las grandes ciudades y en contacto con la naturaleza, y luego, si se va ganado sobre el COVID, va a ir volviendo a su normalidad.

En cuanto a mi visión de mediano y largo plazo para el destino, creo que se puede potenciar, dándole más infraestructura, y habilitando conscientemente distintos puntos del lugar, que hoy no están desarrollados y comparto totalmente un destino verde, casi todas mis respuestas apuntan a que ése, es su potencial”. 

Sebastián Guevara – Resto en Casa 

“Las expectativas son buenas basado en las propuestas que WeCook time para presentar durante esta temporada tan especial. Sabemos de las restricciones en cuanto a cantidad de pasajeros habilitados en los distintos establecimientos gastronómicos, entonces, nuestra propuesta de comida envasada al vacío lista para calendar y servir se presenta como una solución tentadora, máxime sabiendo lo tedioso de las compras y preparaciones. Apuntamos a hosterías y cabañas que tienen lugar para preparar comidas y ofrecemos la simplificación y poder brindar una solución real.

La naturaleza abrupta a un paso o pocos minutos de donde uno se hospeda puede ser una ventaja. La tranquilidad del lugar y la no congestión, aglomeración le dan sin lugar a dudas una ventaja para quien quiera tener un cambio de switch en un año muy particular. Hay un encanto innato en el lugar que se observa en la percepción de los huéspedes. Si bien falta mucho para destino de excelencia, la villa cuenta con infraestructura acorde a sus posibilidades.

En cuanto a protocolos, estaremos aplicando las medidas necesarias que nos sugieran desde el Gobierno y Salud. Sabemos que las estadísticas indefectiblemente van a sufrir alteraciones no deseadas, pero cada uno tiene que hacer su parte, y más.

Creo que el turismo en los años a venir se va a recuperar en su totalidad. Espero que, más allá de las diferencias en los que uno cree o descree de todo lo sucedido este año, aprendamos Normas de convivencia e higiene que nos sirvan para el futuro para poder recibir huéspedes internacionales y que no parezcamos ni seamos ignorantes en materia de servicios. Eso ayudara a abrirnos a públicos más temerosos de lo que pudieran llegar a encontrar aquí. Uno a veces tiene temor de visitar lugares como la India por razones de salud, pero, tomando las medidas correctas, todo viaje es disfrutable. Hay que capitalizar lo aprendido.

El desafío es grande para potenciar el desarrollo turístico de Villa La Angostura en el mediano y largo plazo. Como en todos lados, tiene excelentes representantes y también mediocres y malos. Los organismos de control de la Municipalidad debieran de funcionar para poder evaluar y asistir a aquellos que quieren ser mejores, brindar un mejor servicio, ser más conocedores de la Villa y alrededores para poder informar mejor o reunir las herramientas informáticas para poder asistir a quienes nos visitan. Por otro lado, hay zonas habilitadas para el turismo, senderos etc. que son peligrosas para gente sin experiencia, que inevitablemente se aventuran a salir y caminar. Cartelería en senderos, señalética, mejores servicios en general. Terminal de ómnibus, en fin, la lista es larga y el compromiso poco, pues lo urgente anula lo importante.

Dudo que la Villa llegue a ser destino verde. Hay intereses encontrados y gente incapaz de resolver el tema residuos. No hay compromiso real por parte del gobierno en mejorar ese tema y el vecino promedio (70%) no hace su parte. El daño ecológico de nuestro depósito de residuos es una vergüenza, así como lo es, el vecino que va y tira lo que no le sirve en el parque industrial, o aguas servidas en el arroyo las piedritas. Si alguien dice que Villa La Angostura es destino verde...miente, sin lugar a dudas” 

A medida que vamos profundizando sobre este tema, aparece claramente una problemática constante en Villa La Angostura, que no sólo es responsabilidad de la comunidad, sino de la falta de gestión de los gobiernos locales, como digo siempre: es hora que la Gobernanza local actué.

Agradezco la participación de estas tres personas vinculadas al ámbito gastronómico el haber brindado sus impresiones de cara a los desafíos de esta nueva temporada y lo que nos queda por hacer como destino para potenciar nuestro desarrollo productivo, protegiendo el medio ambiente.

Juan Aubert

Anfitrión Turístico

www.anfitriones.com.ar