03
Fri, Apr

Silencio en el gobierno por el dictamen del auditor municipal

Economía
Tipografía

En el Ejecutivo municipal nadie salió a responder el informe de la Auditoría. El secretario de Economía informó que comenzó el proceso de devolución del anticipo que se le había pagado al representante de Jimena Barón, que no actuó.

 

En el gobierno municipal nadie salió hasta el momento a responder ni a hacer declaraciones en relación al dictamen del auditor municipal, Pablo Requejo, que observó irregularidades en el procedimiento de contratación de los artistas Agapornis y Jimena Barón para la Fiesta Nacional de los Jardines.

El dictamen del auditor cuestionó, sobre todo, la contratación de un rider (especialista en sonido) por pedido de Barón, cuando ya se había hecho un contrato por sonido, iluminación con otro proveedor.

El secretario de Economía del municipio, Daniel Brito, se abstuvo de hacer declaraciones sobre el tema. Brito estuvo al frente de la organización de la Fiesta Nacional de los Jardines porque era el secretario de Gobierno. En esa tarea trabajó junto con el subsecretario de Cultura, Alberto Hernández.

“No hay opinión, es su dictamen”, respondió Brito cuando LA ANGOSTURA DIGITAL le preguntó por el asunto. No hubo nadie del Ejecutivo municipal que opinara hasta el momento sobre el tema.

Tampoco, los concejales del MPN se refirieron hasta ahora al dictamen del auditor municipal.

Brito informó que comenzó “el proceso se devolución” del anticipo que el municipio le había pagado al representante de Jimena Barón por su presentación en la Fiesta Nacional de los Jardines, que al final se suspendió.

Sin embargo, no manifestó el monto que el representante había devuelto.

Según el dictamen del auditor “el contrato se formalizó” con el representante de la cantante y se le abonó el adelanto de 1.395.000 monto. El auditor mencionó que la cláusula décimo primera del contrato (enfermedad del artista) prevé que se “reintegrará el importe abonado”.

El auditor advirtió que al ser contrataciones directas pueden ser efectuadas “sin solicitar otros presupuestos...” Y señaló que no hay ordenanzas que regulen este procedimiento.

“De igual manera, la irregularidad de estas contrataciones se pone de manifiesto al no brindarle intervención a la Auditoría Municipal quien podría haber solicitado, por ejemplo, rendiciones de cuentas de los gastos del privado dentro de una cláusula para así poder saber a ciencia cierta, cuáles eran los valores del cachet, comidas, alojamiento y aéreos y poder determinar sin eran convenientes”, planteó Requejo.

Dijo que el municipio no hizo comparaciones entre productoras. Y advirtió que se contrató por 982.000 pesos al rider (especialista en sonido) solicitado por Barón que al no presentarse “no tenía razón de ser”.

 

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.