22
Tue, Sep

Notas destacadas

Fotos: Histamar.com
Historia

A fines de 1929 se agudizan una vez más los problemas fronterizos con Chile. El 30 de enero de 1930 acuatizan en el lago Nahuel Huapi, 2 hidroaviones Fairey IIIF matriculados AP-1 y AP-2 al mando del teniente A. Sautú Riestra y el suboficial Valentín Feilberg. acompañados por los mecánicos suboficial Molina, Cabo Pérez y fotógrafo Jaime Mut, procedentes de la Base Aeronaval de Puerto Belgrano. Previamente había llegado por vía terrestre el teniente de fragata F. Bachini y el suboficial mecánico José Luis Pefaure.

Convocado por el Gobierno Nacional como “perito” para el trabajo de determinar el límite con Chile en el sector cordillerano que comprendía de Mendoza al sur hasta Santa Cruz, Moreno estuvo en los lagos Nahuel Huapi, Traful y Lacar, entre otros. 

En 1942 se regularizó el dominio del terreno donde emplazarla y dos años más tarde se concluyó con la estructura de hormigón realizada por la Compañía General de Construcciones con la conducción del Ingeniero Pedro Faukland, actuando como capataz don Esteban Capitanich. Fue cuando comienzan su labor los picapedreros. Fotos: Archivo Visual Patagónico.
Historia

En una entrevista con AVC Noticias el historiador Jorge Mogensen recordó cómo surgió esta iniciativa, de la mano de Exequiel Bustillo en memoria de Nuestra Señora del Nahuel Huapi, imagen entronizada en la península Huemul por el jesuita Nicolás Mascardi en el siglo XVII.

Junto al Hotel Correntoso es el establecimiento más antiguo de Villa la Angostura, pero es el único que permanece abierto en forma ininterrumpida desde su inauguración. Cuando abrió sus puertas la localidad tenía sólo 5 años.

En marzo de 1951 el presidente Juan Domingo Perón sorprendía al mundo anunciando la puesta en marcha de las investigaciones nucleares en la isla Huemul. Una historia tan insólita como real.

El historiador recordó los inicios del Cóndor, aquel vapor legendario que fue el único nexo entre los primeros pobladores del paraje Correntoso (hoy Villa la Angostura) y el pueblo de San Carlos (hoy de Bariloche).

Jean Pierre Raemdonck explicó anoche, en una entrevista con AVC Noticias, cómo fue aquella iniciativa a puro pulmón para cumplir el sueño de consolidar un centro de esquí en Villa la Angostura.  

Se trata del séptimo hijo varón de los colonos Manuel Barbagelata y su esposa Ángela Canónico, a quien bautizaron Hipólito. Fue todo un acontecimiento para la región y hasta el diario porteño La Razón hizo mención con su artículo “Un bautismo presidencial en la Patagonia”.

Fotos: La Angostura Digital y Archivo Visual Patagonico/Federico Silim
Historia

El inmigrante alemán se establecía con su familia en el Hotel Correntoso a pedido de Primo Capraro. En 1936 compró dos hectáreas a Parques Nacionales y construyó el hotel del mismo nombre. Es una de las familias pioneras del paraje "Correntoso", hoy más conocido como Villa la Angostura.

Fotos: La Angostura Digital y Archivo Visual Patagonico/Federico Silim
Historia

Las familias más aristocráticas de Argentina y Europa reservaban en la Hostería Ruca Malen para pasar el verano, a veces hasta dos meses. "El lugar ideal para aquellos que buscan descanso espiritual en íntima comunidad con la naturaleza", aseguraban los folletos. 

Villa la Angostura -denominada por entonces Paraje Correntoso - intentaba ser una colonia agrícola - ganadera, con poco éxito. Propiedad de Leonard Ardüser en Puerto Manzano. Enero de 1918 (Colección Ardüser en ArchivoVisualPatagónico)
Historia

Los sueños de Primo Capraro no dejan de sorprender, al cumplirse un siglo de sus crónicas, de aquella visión que tuvo sobre la prosperidad que podría tener la región del Nahuel Huapi. 

Era donde se reunían los primeros pobladores de este paraje que por entonces tenía unos 150 habitantes.  José Luis “pocho” Barbagelata, el hijo mayor de don José Luis Barbagelata, junto a sus hermanos Enrique y Jorge, fueron los impulsores de este emprendimiento comercial.