25
Wed, Nov

Se cumplen 116 años de la llegada del primer policía a Villa la Angostura

Historia
Tipografía

Se trata de Rosario Guananja quien estaba destinado en la Rioja y tardó cuatro meses a caballo en llegar. Esta zona del sur neuquino se llamaba "paraje Correntoso", en lugar de Villa la Angostura como se la conoce hoy.

 

La familia Guananja tiene una rica historia. En 1904 es transferido desde la ciudad capital de La Rioja el sargento de policía don Francisco del Rosario Guananja, a quien se nombra a cargo del Destacamento Fronterizo de Policía en el paraje “El Rincón”, estratégicamente ubicado en el camino que une ambos países, hoy más conocido como Paso Internacional Cardenal Samoré.

Es por lo tanto el primer servidor público que se estableció en esta zona, dependiendo de la, por entonces, Policía Territorial del Neuquen.

Tres meses de a caballo le llevó su viaje desde La Rioja hasta la ciudad de Neuquen, y desde allí, una vez conocido su destino exacto, un mes más hasta las costas del Nahuel Huapi. 

Radicado en este aislado paraje permanece en soledad -era soltero- custodiando el paso durante el período estival, debido a que durante el invierno el paso se mantenía cerrado. 

En un viaje a Chile conoce a Fidelia Monsalve con quien contrae enlace en el vecino país. Luego el flamante matrimonio se establece en su puesto policial de frontera. La familia se completaría más tarde, con la llegada de nueve hijos. 

Es de mencionar que, en el sitio designado para el control policial, se establecía una reserva de tierras, según el Decreto Nacional refrendado por el mismo presidente Julio Argentino Roca, el 3 de mayo de 1902, para la creación de un pueblo: “Villa El Rincón”. Esto nunca se llegó a cristalizar, aunque existen hasta la fecha la reserva de tierras para tal fin. 

Sus tareas, además del control fronterizo, eran las de eventuales traslados de prisioneros a Neuquen (un mes de recorrido a caballo) así como la búsqueda de correspondencia en la oficina postal - en el “Paraje Nahuel Huapi” a orillas de la naciente del río Limay - y su entrega a los aislados pobladores del paraje “Correntoso”. 

Don Francisco del Rosario Guananja falleció el 7 de febrero de 1926 sin poder lograr la tenencia prometida de la tierra por el reconocimiento de sus servicios.

Finalmente veintisiete años después, el entonces presidente de la Nación, don Juan Domingo Perón, otorgó el justo reconocimiento al otorgarle la escritura a la viuda y sus hijos del lote pastoril n° 3.

 

Yayo de Mendieta

Villa la Angostura

 

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.