Aún no resuelven si Enrique Loncón cumplirá la pena en una cárcel

Judiciales
Tipografía

El fiscal pidió a la jueza de Ejecución Penal que el imputado, que fue condenado a 10 años de prisión, sea enviado a una unidad penitenciaria. La sentencia condenatoria está firme. Hoy, está detenido con prisión domiciliaria. La magistrada pasó a un cuarto intermedio.

 

El fiscal de Ejecución penal Maximiliano Cattafesta solicitó que Enrique Loncón cumpla la pena de 10 años que se le impuso, como autor penalmente responsable del delito de abuso sexual gravemente ultrajante en perjuicio de su nietastra, en una cárcel de la provincia tal como lo reclama la víctima y su familia.

Así lo planteó el fiscal ante la jueza de Ejecución penal de la provincia Alicia Rodríguez, en una audiencia que se hizo este lunes. Sin embargo, la magistrada no resolvió aún porque falta recibir uno de los informes periciales que exige la ley vigente, para establecer el estado de salud del condenado, que tiene 72 años. Por eso, la magistrada dispuso pasar a un cuarto intermedio para darle tiempo al perito forense psiquiátrico a elaborar su informe.

Así lo informó Valeria Navarro, madre de la víctima, a LA ANGOSTURA DIGITAL tras la audiencia a la que el acusado compareció por videoconferencia, con la asistencia de su defensor particular.

“La jueza pasó a un cuarto intermedio porque espera el informe pedido al perito forense psiquiátrico que, según los artículos que nos leyeron, es obligación de la justicia que ese informe esté previo a la decisión de la jueza”, contó Navarro.

Dijo que ahora deberán esperar hasta que se reanude la audiencia. “En definitiva, sentimos vulnerados todos los derechos de lo que son las niñeces; la justicia sin perspectiva de género y más allá de lo que pueda determinar la jueza esto es una lucha constante”, expresó.

Comentó que se trata de la tercera audiencia “en la cual la justicia no termina de definir el lugar de cumplimiento de la condena del violador Enrique Loncón”.

Dijo que la defensa “pide arresto domiciliario poniendo obviamente como parte de sus alegatos la edad y algunas afecciones crónicas con las que convive este violador”.

Contó que la audiencia había empezado alrededor de las 11 y se extendió hasta las 14. Declararon como testigos, el médico Marcelo Chambó y una perito forense, y se expusieron los informes socioambientales. Navarro dijo que junto a su hija y víctima había seguido las alternativas de la audiencia y también su papa.

“Estaban todos los informes que se habían pedido, pero faltaba uno del psiquiatra de la justicia, que no fue pedido”, relató.

Los informes

“La audiencia pasada faltaban tres informes, ahora faltó uno. Y hasta que no estén todos los informes la jueza nos informó en la audiencia que no podía tomar ninguna determinación, lo cual esto nos muestra claramente cómo se siguen estirando los tiempos”, lamentó Navarro. Recordó que van “tres años y seis meses de esta causa”.

Dijo que el médico había informado de las afecciones crónicas que tiene el condenado y que está medicado. Otro médico puesto por la justicia informó sobre el estado general de Loncón.

Según Navarro, el médico del Poder Judicial consideró que con un tratamiento no era necesario que Loncón tenga que estar en un domicilio.

Escucharon en la audiencia el informe socioambiental que hizo una asistente social del Poder Judicial que, en resumidas cuentas, “dice que a no ser que cuente con una pulsera electrónica es un riesgo que esté en el domicilio y el más contundente fue el de la perito forense en psicología” del Poder Judicial.

La psicóloga entrevistó a Loncón como a parte de su familia. En el informe la perito consignó que los hijos y nietas y nietos habían estado alternándose para acompañarlo durante la prisión domiciliaria. “Tiene una prisión domiciliaria con sentencia y él seguía recibiendo visitas como si nada”, observó, indignada, Navarro.

Dijo que la perito forense informó que del test que había efectuado a Loncón y su grupo familiar cercano se desprendía “que no hay para nada una autocrítica ni de parte de él, ni de la familia y que el test es alto y da que puede volver a reincidir en violar a alguien”.

“Para nosotros los informes han sido positivos”, sostuvo. Y lamentó que su hija tenga que estar “poniéndose al frente de esto teniendo que verle la cara al violador y la justicia no determina”.

La sentencia

Los jueces Juan Pablo Balderrama, Diego Fernando Chavarría Ruíz y Mario Oscar Tommasi condenaron el 30 de marzo pasado a 10 años de prisión a Loncón como autor penalmente responsable del delito de abuso sexual gravemente ultrajante en perjuicio de su nietastra.

La pena impuesta era la que había pedido el fiscal de Villa La Angostura, Adrián De Lillo, en el juicio.

La sentencia de 10 años de prisión quedó firme porque la defensa de Loncón, que no tenía antecedentes penales, renunció a los plazos para impugnarla.

A principios de diciembre pasado, el mismo tribunal había declarado a Loncón autor penalmente responsable por el delito de abuso sexual gravemente ultrajante en perjuicio de una nietastra.

El fiscal de Villa La Angostura Adrián De Lillo acusó al hombre de haber cometido abusos sexuales gravemente ultrajantes en perjuicio de su nietastra, en forma reiterada y sistemática durante varios años.

En el juicio se probó la teoría del caso de la fiscalía, que sostuvo que los hechos ocurrieron en fecha indeterminada, pero en el período comprendido entre el 24 noviembre del 2006 y el 31 diciembre del año 2017, en Villa La Angostura.

Según la fiscalía, el imputado “mediante violencia física, abusó sexualmente en forma continuada, reiterada y sistemática” de la víctima durante el lapso temporal en que la niña contaba entre 6 y 17 años de edad. Hoy, la víctima es mayor de edad.