21
Wed, Apr

Cuestionan candidata a jueza por su vinculación al caso Guadalupe

Foto: Julián Campos
Judiciales
Tipografía

Polémica por el concurso para jueza de Familia de Neuquén. Las abogadas juntan firmas en contra de la ganadora. Si su pliego es rechazado en la Legislatura, otras dos candidatas quedan en posición expectante.

 

 

La noche del 23 de febrero pasado, en Villa La Angostura, Juan Bautista Quintriqueo asesinó a su expareja Guadalupe Curual, quien lo había denunciado hasta el hartazgo por violencia de género sin obtener respuestas que le salvaran la vida.

La mañana de ese día, en Neuquén capital, el Consejo de la Magistratura realizó las entrevistas personales a ocho candidatas y un candidato al juzgado de Familia.

Una semana después dio a conocer el nombre de la ganadora: Adriana Luna. Se trata de la subdirectora de la Oficina de Violencia, y coordinadora de las Oficinas de Violencia del interior de la provincia.

La diferencia entre Luna y quienes quedaron en segundo y tercer lugar en el orden de mérito definitivo es muy pequeña, tanto que hubo que recurrir a las centésimas para diferenciarlas.

Luna sumó 63,74 puntos; María Verónica Lázzaro Zgaib 62,092 y María Vanina Sobisch 62,091. Son puntajes altos, revelan la valía de las candidatas.

Abogadas en contra

De inmediato comenzó a circular una carta dirigida al presidente del Colegio de Abogados de Neuquén, Marcelo Iñíguez, mediante la cual un grupo de matriculadas expresan su frontal oposición a la posible designación de Luna como jueza de Familia.

“No podemos permanecer en silencio ante la inoperancia demostrada por altos funcionarios como la Dra. Adriana Luna, quienes tienen la obligación,  potestad y responsabilidad de brindar una respuesta efectiva a la vulneración de los derechos de las mujeres;  porque no se trata de culpar sólo a un ‘sistema’, como algo impersonal y abstracto, sino de empezar a ponerle rostro a quienes desempeñan esta tarea”, afirman en la carta.

“La Oficina de Violencia requirió una intervención judicial ineficiente,  incapaz de prevenir un femicidio anunciado tres veces”, remarcan, en una asociación directa entre el trabajo de Luna y la muerte de Guadalupe. 

La segunda, o la tercera

El pliego de la ganadora del concurso puede ser aprobado en la Legislatura o rechazado, por estos u otros motivos, y los diputados ni siquiera tienen que dar explicaciones de ese acto a la sociedad. Es un privilegio del que gozan.

En el caso de que lo rechacen, el Consejo de la Magistratura podría, como ya hizo el año pasado, enviar el pliego de la segunda, Lázzaro Zgaib, funcionaria judicial, novia del juez del Tribunal de Impugnación Federico Sommer.

La tercera en la lista es María Vanina Sobisch, sobrina del exgobernador (de quien ha dicho que está distanciada políticamente). Ejerce la profesión en su estudio, varias veces se postuló al cargo de jueza de Familia y otras tantas quedó afuera por muy poco. 

Transparencia

El presidente del Colegio, Marcelo Iñíguez, dijo ayer a Río Negro que la entidad se tomará un tiempo antes de resolver qué posición tomará.

“Para darle más transparencia, vamos a invitar a todas las personas que quieran expresarse, a que lo hagan. Después no descartamos entrevistarnos con los bloques de la Legislatura”, dijo. (Rìo Negro)