Quedan solo 5 personas en la toma y se retirarían en las próximas horas

Judiciales
Tipografía

Así lo informaron fuentes oficiales. Dijeron que todos se marcharon de manera voluntaria. El secretario de Gobierno municipal dijo que albergaron transitoriamente a varias personas que se habían ido de la ocupación en el gimnasio municipal Adrián Mercado.

 

Semanas atrás, voceros de la toma del predio que el ISSN tiene en Villa La Angostura afirmaban que había unas 80 familias en ese lugar. Todos se habían instalado a raíz de la falta de viviendas o de un lote social para acceder a una solución habitacional.

Tras la ofensiva judicial, desde la semana hasta este miércoles se retiraron casi todas las personas del predio. Fuentes oficiales informaron que “todas las personas se fueron por su propia voluntad”. Indicaron que solo quedaban hasta la noche del martes 5 personas que en el transcurso de este miércoles se retirarían porque aún no terminaban de desarmar las construcciones precarias que habían levantado en el predio.

LA ANGOSTURA DIGITAL consultó a funcionarios del Ejecutivo municipal si tenían información sobre el tema. Solo el secretario de Gobierno Javier de los Ríos comunicó que habían albergado personas que dejaron la toma en el gimnasio municipal Adrián Mercado. Explicó que fueron alojadas en ese gimnasio “transitoriamente porque están buscando donde ir”.

El conflicto por la ocupación del predio del ISSN comenzó en octubre del año pasado, cuando un grupo de familias se instaló en ese lugar tras haber intentado ocupar otros predios, sin éxito.

Explicaron en ese momento que la intención era visibilizar el problema de la falta de viviendas en Villa La Angostura. Por eso, se identificaron como familias del Acampe.

El ISSN hizo la denuncia penal por la usurpación del predio y se abrió una instancia de mediación de la que participaron representantes del organismo provincial, de la Municipalidad y de las familias de la toma, que no logró ningún acuerdo.

Este año, la toma se consolidó con el arribo de decenas de personas que levantaron casillas precarias y el conflicto se intensificó.

La fiscalía local avanzó con la causa penal y ordenó a la Policía neuquina hacer allanamientos en el predio que causaron la furia de las personas de la toma que denunciaron una supuesta represión policial. La semana pasada, hubo detenciones y el fiscal Adrián de Lillo y el asistente letrado de la fiscalía local Ramiro Amaya acusaron a 8 personas por usurpación, amenazas simples, amenazas con armas, desobediencia y resistencia a la autoridad, hurtos y hasta amenazas coactivas contra el gobernador, Omar Gutiérrez, y el intendente, Fabio Stefani, entre otros delitos. “Son más de sesenta hechos delictivos que se les atribuyeron a los 8 imputados”, reveló el fiscal jefe Fernando Rubio.

El juez Nazareno Eulogio admitió los cargos formulados por la fiscalía contra los imputados y autorizó la investigación del caso durante 4 meses,

Además, hizo lugar al pedido de prisión preventiva que había solicitado la fiscalía para los imputados. Eulogio impuso 4 meses de prisión preventiva a uno de los imputados, y 15 días de preventiva a tres hombres acusados y una semana de prisión preventiva domiciliaria para cuatro mujeres.

Tras el dictado de las prisiones preventivas por parte del juez, varias personas optaron por desmantelar las precarias casillas que habían levantado en la toma, ubicada en el bulevar Nahuel Huapi. Este jueves está prevista una nueva audiencia de formulación de cargos contra más personas de la toma.

 

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.