22
Tue, Sep

El pedido de médicos y especialistas para derogar una ordenanza se tratará después de las elecciones

La ciudad
Tipografía

Así lo aseguró la presidenta del Concejo Deliberante, la oficialista Amanda Rial. Hay cuatro concejales titulares de licencia por la campaña electoral. Los profesionales afirmaron en una nota que la medida que ordena la ordenanza “es totalmente impracticable e ineficiente”.

La presidenta del Concejo Deliberante, la oficialista Amanda Rial, dijo que el pedido de un grupo de médicos y especialistas de varias disciplinas, para derogar la ordenanza que los obliga a instalar en los consultorios médicos y de cualquier especialidad un panel vidriado -con ventanilla de comunicación- entre el personal de recepción y el paciente como medida de prevención del hantavirus, se analizará cuando se reincorporen los concejales que están de licencia por la campaña electoral.

Explicó que la autora de esa ordenanza es la concejala María Elena Brinkmann, que está de licencia porque es candidata a viceintendenta por el Frente de Todos-PJ.

Cuando se le preguntó a la presidenta del Concejo Deliberante qué harán con el pedido de los médicos y especialistas, Rial respondió que lo analizarán “cuando se reincorporen los concejales titulares”.

Cuatro de los siete concejales que integran el Concejo Deliberante están de licencia porque son candidatos en alguna lista para la elección del 27 de octubre.

Sólo los tres concejales del MPN Sonia Alvarado, Guillermo Hensel y Rial no se postulan en ninguna lista. Los concejales de licencia, Mirna Gómez, Fabián Fasce, Leandro Martínez y Brinkmann se tomaron licencia desde el 27 de septiembre pasado y están siendo reemplazados por concejales suplentes. Se reincorporarán al Concejo Deliberante tras la elección municipal.

Y como la ordenanza cuestionada por los médicos y especialistas fue sancionada a principios de septiembre último, Rial quiere que el pedido sea evaluado por los concejales titulares que intervinieron en la sanción de esa norma que está vigente.

Médicos y médicas, bioquímicos, kinesiólogos, dermatólogas y odontólogos presentaron el 4 de este mes una nota en la que plantearon que “no existe aval científico que justifique la instalación de una barrera de vidrio para la prevención de hantavirus u otras enfermedades”.

Medida que no es efectiva

Argumentaron en la nota –a la que accedió LA ANGOSTURA DIGITAL- que en los protocolos de prevención de hantavirus emitidos por la Subsecretaría de Salud provincial y en las numerosas reuniones profesionales organizadas por el hospital local “jamás se menciona un método común impuesto por esta ordenanza”.

Consideraron que una barrera de vidrio u otro material del mismo tipo, “no solo no es efectiva, sino que acumula gérmenes exponiendo los pacientes a mayor contagio”.

“Siguiendo un razonamiento lógico del espíritu de esta ordenanza este se debería extender a todos los comercios, estudios de profesionales y lugares públicos ya que las mismas personas que frecuentan los consultorios van a los distintos comercios y dependencias públicas”, plantearon. Por eso, afirmaron que la medida que ordena la ordenanza “es totalmente impracticable e ineficiente”.

La ordenanza sancionada el 10 de septiembre pasado ordena implementar en los consultorios médicos, de toda especialidad, una barrera física entre el personal de recepción y el paciente, que constará de un panel vidriado con ventanilla de comunicación, cuyas dimensiones mínimas serán de 50 centímetros de alto y un largo que cubra el espacio del mostrador de recepción.

Otorga un plazo de 30 días para la instalación de esa barrera sanitaria. La ordenanza establece para aquellos prestadores involucrados una compensación en el pago de tasa por Seguridad e Higiene, por única vez, de un descuento de un 10% sobre el monto anual correspondiente al ejercicio contable de 2020.

La norma advierte que en caso de incumplimiento, “el prestador será pasible de la pérdida de su habilitación comercial”.

 

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.