04
Thu, Mar

San Martìn de los Andes tuvo una ocupación del 60 % durante el primer fin de semana largo del año

Regionales
Tipografía

El 2020 concluyó, y luego de muchos meses donde la posibilidad de viajar estuvo coartada por la pandemia que se está atravesando a nivel mundial, en San Martín de los Andes se transcurrió un fin de año con altas temperaturas, donde una gran cantidad de turistas pudieron visitar la vecina localidad y disfrutar durante los cuatro días del fin de semana largo, todo lo que el destino tiene para ofrecer.

 

Según los datos proporcionados por el Ministerio de Turismo de la Provincia del Neuquén, la ciudad tuvo, desde el miércoles 30 de diciembre del 2020 al 2 de enero del 2021, una ocupación estimada del 60 por ciento; y se emitieron 21.248 permisos a través de la APP CUIDAR, lo que da un promedio de 5312 personas ingresadas por día.

“Estamos muy contentos de haber comenzado el año con una muy buena ocupación, lo que genera el ingreso económico necesario para los sanmartinenses. Esperamos que todos los vecinos y visitantes se sigan cuidando y respetando los protocolos para poder tener una temporada beneficiosa para todos”, manifestó Alejandro Apaolaza, secretario de Turismo de la localidad.  

Por otro lado, luego de quedar operativo el 17 de diciembre, y tras las reformas realizadas en su Plataforma Comercial, el aeropuerto Aviador Carlos Campos, comenzó el mes de enero incorporando dos frecuencias más a las que se encontraban disponibles. A partir del 1 de enero “Chapelco” estará recibiendo los días martes, jueves, sábados y domingos, vuelos provenientes del aeropuerto Internacional de Ezeiza.

“Se vivieron cuatro días espectaculares en la ciudad. El calor, la belleza del lugar y el gran abanico de actividades estuvieron disponibles para que los turistas las puedan vivir con plenitud”, expresó Apaolaza. Trekking, mountainbike, kayak, rafting, golf, son, entre otras, algunas de las opciones que los amantes del deporte y el aire libre, tuvieron para realizar en el destino. Los paseos, las compras, el riguroso servicio de alojamiento y las nuevas terrazas gastronómicas, con sus respectivos protocolos de seguridad e higiene, también formaron parte de la experiencia.

“Continuaremos trabajando en esta dirección, donde los cuidados, la prevención y la información son las bases de un turismo responsable. Seguiremos ofreciendo lo mejor que tiene el destino: una gran variedad de actividades, atención personalizada, una exquisita gastronomía y una ciudad rodeada de naturaleza, donde el disfrute es el principal objetivo”, concluyó el Secretario de Turismo.