28
Sun, Feb

Se dictó un curso de elaboración de alimentos

Salud y Ciencia
Tipografía

Fue realizado por Bromatología del municipio y estuvo destinado a concientizar y capacitar a quienes trabajan en este rubro.



La Dirección Municipal de Bromatología, organizó el pasado lunes y martes en el Centro de Congresos y Convenciones Arrayanes, un nuevo curso de Manipulación de Alimentos, destinado a  la concientización y capacitación  en estas prácticas para quienes trabajan en el área de la elaboración de alimentos.

En total participaron 53 personas a  quienes se les brindaron las herramientas para que puedan establecer las pautas y estandarizar los procesos de elaboración y/o manipulación de forma tal que se garantice la inocuidad alimentaria y se minimicen los riesgos de contaminación. 

 Se hizo énfasis en la importancia de la implementación de Buenas Prácticas de Manufactura, Procedimientos Operativos estandarizados de sanitizacion y manejo integral de plagas, en todo los establecimientos que elaboran, almacenan, comercializan y transportan alimentos, brindando herramientas para documentar y registrar, mediante un Manual lo que se debe hacer, quien lo debe hacer, como se debe hacer y con qué frecuencia. Dejando en claro que no hay Buenas Prácticas de Manufactura si no hay documentación.

Se trabajó en Buenas Prácticas de Manufactura para la elaboración de Alimentos libres de gluten, en la importancia de ofrecer este servicio para la comunidad celíaca, y en el compromiso que debemos asumir para brindarlo de forma segura.

 La técnica en Bromatología Marina Barroso, una de las organizadoras del encuentro, manifestó que “el  balance arrojó grandes resultados en un encuentro muy positivo, donde se cumplieron nuestras expectativas como equipo de trabajo, que es el de intercambiar conocimientos, promover y concientizar sobre la importancia en la correcta manipulación de alimentos”. 

 “Hubo participación activa por parte de los asistentes, donde se fortaleció el compromiso de implementar las herramientas, como también el compromiso de promover en su lugar de trabajo la higiene y la responsabilidad en lo que refiere a manipulación de alimentos”.

 “Cerramos el encuentro con la premisa de que todos somos responsables, como consumidores en lo que refiere a la inocuidad alimentaria, que el saber nos hace más conscientes, y por lo tanto nos exige una mayor responsabilidad y compromiso con la sociedad”,cerró Barroso.