17
Sun, Jan

A partir de enero se empezará a vacunar en Neuquén contra el coronavirus

Sociales
Tipografía

Lo anunció la ministra de Salud, Andrea Peve, quien aclaró que no se irá casa por casa, tampoco se vacunará en hospitales o centros de salud, sino que se hará  en espacios especiales que de adaptarán para este fin.

 

La ministra de Salud de la provincia, Andrea Peve, ofreció precisiones en relación a la llegada de la vacuna  contra el coronavirus a la provincia. Según explicó, esta semana se firmará el contrato para la compra de las dosis con el objetivo de que las partidas lleguen en enero. "Entre enero y febrero tenemos que tener el mayor porcentaje de vacunación aplicado a la población objetivo", señaló.

En diálogo con LU5, la funcionaria explicó que el protocolo para la distribución de la vacuna será coordinado por el gobierno nacional, que respetará parámetros similares para todas las provincias. El objetivo neuquino es comenzar con la aplicación en enero, en una campaña rápida pero escalonada para vacunar, al menos, a 145 mil personas que forman parte de la población de riesgo.

Si bien se había anunciado que las dosis se destinarían a los mayores de 60 años, las personas entre 18 y 59 años con enfermedades previas y los trabajadores de salud y seguridad, Peve confirmó que también se sumaron a los docentes dentro de la población objetivo, con el fin de que haya menos obstáculos para el regreso a las clases presenciales. Así, se espera que lleguen más dosis al territorio provincial.

La ministra descartó la posibilidad de que las vacunas se apliquen en una recorrida casa por casa. Tampoco se colocarán en los hospitales o centros de salud. "Sólo los trabajadores de salud se vacunarán en sus lugares de trabajo, para el resto de la población se crearán espacios diferentes porque estamos en época de pandemia y los centros de salud se destinan a otras tareas", remarcó en una entrevista con la emisora.

Aclaró que los distintos tipos de vacunas tienen diferentes temperaturas de conservación, que limitan la aplicación domiciliaria. "La vacuna rusa, que es la que parece que va a llegar primero, se conserva a -18 grados", dijo y aclaró que los vacunadores tienen 20 minutos para aplicarla desde que la sacan del freezer.

Aunque existen dudas en torno a los posibles efectos secundarios de la vacuna, Peve aclaró que "ningún gobierno va a comprar una vacuna que no esté autorizada". A su vez, recordó que todas las fórmulas pasaron la fase uno, en la que se comprueba la seguridad, y la fase dos, en la que se verifica la efectividad. "Todas están en fase 3, que es una fase que dura dos años, y es donde se determina la duración del efecto", dijo.

La ministra explicó que está comprobado que estas vacunas proporcionan al menos seis meses de inmunidad contra el virus, pero resta conocer cuánto tiempo dura el efecto. Así, aclaró que algunas vacunas se irán descartando y otras se seguirán utilizando por su mayor duración. Sin embargo, explicó que es necesario avanzar con estas dosis para frenar la cadena de contagio al menos por un semestre. "Por seis meses vamos a erradicar la pandemia", dijo.

El objetivo del gobierno provincial es aplicar la primera dosis de la vacuna en sólo tres semanas. Por eso, convocaron a la Universidad Nacional del Comahue, a otras entidades vinculadas a la salud y a un grupo de voluntarios, que serán capacitados para aplicar la vacuna. "Normalmente tenemos 300 vacunadores en la provincia y ahora vamos a triplicar ese número", señaló.

Los voluntarios ya comenzaron a recibir una capacitación teórico práctica a través de una plataforma virtual. Allí aprenden sobre los modos de conservación de las dosis, el uso de elementos de protección, la metodología de registro y la aplicación propiamente dicha.

Peve aclaró que también se convocaron a las fuerzas armadas y al personal de otros ministerios para que colaboren en la distribución, la logística y la seguridad en torno a la conservación y aplicación de las vacunas en los meses de enero y febrero.(LM Neuquén)

 

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.