Advierten por la violencia institucional que hubo en el Concejo Deliberante

Sociales
Tipografía

La exconcejala peronista Valeria Navarro recordó en AVC Noticias los casos de violencia de género de la que fueron víctimas mujeres por parte de concejales mandato cumplido y en funciones y criticó el silencio en relación a un caso de violencia generado desde el bloque del Pro.  

 

“Puedo dar cátedra aguantar la violencia institucional ejercida por quienes tienen el poder”, afirmó en AVC Noticias la exconcejala Valeria Navarro.

Sobre “la situación de Magalí Díaz (exsecretaria parlamentaria del Concejo Deliberante) hace rato que vengo escuchado de situaciones de violencia”, sostuvo.

“La primera violencia de género fue contra Ana María Filgueiras cuando la echa y le quiere sacar el 50 por ciento del sueldo para repartirlo en los trabajadores”, recordó.

Dijo que eso es “una violencia económica”. Y explicó que la violencia “no solo la ejercen las varones, la violencia de género está atravesada por el patriarcado y lo llevamos todos, la violencia de genero se viene suscitando no solo entre varones y mujeres, sino entre mujeres y mujeres”. “Es importante que tengamos en la memoria estas cuestiones”, recordó.

“La segunda violencia de género fue ejercida contras Anahí Hermosilla del Frente de Todos, cuando la dejan en la calle siendo una chica que pagaba alquiler, que tenía sus hijos y que era la que sostenía la olla de su casa”, rememoró Navarro.

Bloque del PRO

“Y el tercer hecho y más contundente dentro del Concejo Deliberante es el de Magalí que por decir la verdad, por hacer su trabajo como ella dice la cuestionan”, planteó.

“Pero hay más violencia de género contra esta extrabajadora porque desde el bloque del Pro y espero que ahora que me escuchen salga alguien a decir algo porque han ejercido violencia (Marta) Ciccone y su secretario”, denunció.

“Ciccone que es la actual concejala (del Pro) y Choy que es el secretario de bloque y que fue tapado por concejales y concejalas”, sostuvo Navarro.

“Lo que me parece tremendo no solo es lo que tiene que pasar una persona cuando ejercen violencia sobre ella, sino la situación institucional en la que estamos pasando en Villa La Angostura”, planteó.

Consultado por este medio el presidente del Concejo Deliberante, David Tressens Ripoll, negó la entrega de  documentación de este caso aduciendo que es un "trámite interno" pese a que todos los expedientes o notas son de carácter público.

“No solo el pueblo tiene que ver cómo se maltrata a las trabajadoras, porque han sido todas mujeres, sino el maltrato al pueblo, porque lejos de estar ocupándose del pueblo, los concejales, el presidente del Concejo (David Tressens Ripoll), el intendente (Fabio Stefani), el vice y demás gabinete el culebrón al que se llega que tienen que ir a la justicia”, enfatizó.

“Esto es un precedente bochornoso para el pueblo, para la política, para aquellos que se llenan la boca hablando de vocación política, cuando lo único que hacen es jugar un ratito a la política porque de vocación y condiciones están vacíos y el pueblo siente ese vacío”, aseguró.

“Hoy lo lamentamos por estas tres mujeres trabajadoras. La única que salió fuertemente a defenderse fue Magalí y la felicito”, aseveró.

“No tenemos que callar más porque no tenemos porqué bancarnos a estos machirulos y machirulas que por arreglos políticos se olvidan que la gente tiene que comer y tiene que ser digna de su trabajo”, manifestó la exconcejala.

Barco a la deriva

“Hace dos años que está Fabio Stefani y es un barco a la deriva este pueblo tanto el Ejecutivo como el Legislativo. Y hace 12 años que el MPN tiene a Villa La Angostura en una anestesia total de poder tener buenos resultados para una sociedad mejor”, lamentó.

Dijo que el gobierno actual ha llevado al terreno mediático todo. “A ellos les gusta la novela y pensaron que la Municipalidad cuando asumían podrían hacer un capítulo novelesco todos los días”, mencionó.

“La política no es una novela. Hay que ocuparse de la gente y del pueblo”, afirmó.

Recordó que “la oposición va a hacer su trabajo siempre. La política no es un club de amigos”.

Criticó que al gobierno municipal y a los concejales no les preocupe tener un acampe de familias, mujeres violentadas que tienen que salir en los medios”.

Y lamentó que a la sociedad cuando una mujer sale a denunciar lo que enfrenta, “le importa más con quién te acostas a quién te violentó en tu lugar de trabajo”. “Porque algunas nos la vamos a bancar pero otras quedan solas y eso no está bueno”, destacó.

“Nos matan cada 24 horas, nos echan, nos calumnian, y si no fuera por esas mujeres que salen a reclamar y a exigir derechos”, sostuvo. “Muchas veces nos llamaron locas, pero las locas somos las que mostramos otra realidad”, insistió.

“Las instituciones todas están flojitas de papeles”, aseguró. Dijo que ayer la justicia volvió a suspender un juicio de sentencia para Darío Loncón declarado en forma unánime culpable de abusar de una niña. “Eso es violencia”, planteó.

“Cada vez que tenemos que salir a contar nuestra verdad, lo primeo que hace la sociedad es el escarnio. Somos las únicas que gritamos y decimos las cosas que la sociedad no se anima y que la justicia está lejos de defendernos”, sostuvo.

Mirar al pueblo

Opinó que la esperanza es, dentro de los 2 años que faltan, volver a tener “un gobierno como la gente, que trabaje en políticas de Estado, y que se ocupe del pueblo y de todas las políticas sociales”.

“El día que tengamos un gobierno que vuelva a mirar al pueblo y a las situaciones que pasan en lo profundo, no solamente en el maquillaje seguramente volveremos a encaminar”, opinó Navarro.

“Tengo la esperanza. Hoy con este gobierno que tiene el municipio ninguna otra cosa nos queda que salir a la calle y reclamar y gritar y decir lo que nos pasan”, destacó.

“Que la calle nos albergue y la justicia social nos abrace, porque la justicia es vergonzosa”, señaló.

Dijo que en el gobierno municipal “se olvidaron absolutamente a lo que llegaron y las instituciones que deberían estar al resguardo de los derechos y las garantías dejan mucho que desear”.

Valoró el trabajo que se hace desde redes de mujeres y grupos feministas que están constantemente hablando y manifestándose en las redes sociales. Hoy confío plenamente en esas compañares”.

“Hacía muchos años que Villa La Angostura no tenía una desidia tal, es preocupante toda la violencia de género que se está ejerciendo”, advirtió.

“A menos de 24 horas tenemos una mujer menos en nuestra sociedad, hijos que lloran que se quedan sin una mamá. Cuando no hay un Estado presente, hay un pueblo que se deja escuchar.

Yo sí te creo tiene que ser una bandera que nunca más se tiene que bajar”, afirmó Navarro.

{ youtube}CbmBPAhAUgM{/youtube}

 

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.