26
Wed, Feb

Denuncian fogones nocturnos en zonas no habilitadas que quedan prendidos

Sociales
Tipografía

Vecinos encontraron en reiteradas oportunidades fogones sin apagar, en este último caso en la zona de Gerosa, en Puerto Manzano, con el peligro que esa situación representa por el alto riesgo de incendios forestales. VER VIDEO. 

 

La deportista local Alex Tersoglio denunció que se están haciendo fogones en lugares no habilitados en el ejido de Villa La Angostura con el peligro que esa situación representa, sobre todos estos días, que hay una ola de calor.

Por eso, reclamó a las autoridades locales que se implementen controles permanentes para prevenir y que se apliquen fuertes multas a las personas que hacen fogones en lugares no autorizados.

Tersoglio relató en una entrevista con LA ANGOSTURA DIGITAL que ayer lunes fue testigo con su hija de una situación que calificó como “terrible”, en la zona de Gerosa.

“Llegamos a la playa a las 9.30 y encontramos muchos fogones armados, pero se me ocurrió -por una cuestión de seguridad mía porque fui con perros- de ver que no hubiera todavía brazas y al acercarme a uno solo, que tenía más cerca, estaba echando humo, hervía esa parte”, describió.

“Era impresionante la temperatura que tenía la madera, además de haber hojas secas alrededor, palos y troncos secos”, advirtió.

“Mi hija fue automáticamente a otro fogón y tocó la madera y también notó la temperatura que tenía y estos días con la ola de calor, llega a levantar viento, además un nene se puede quemar”, alertó.

Tersoglio dijo que puede ocurrir que alguna persona negligente, que cree que en esa zona está permitido hacer un fogón “y alimente ese fuego y se crea un desastre”.

“Llamé a Parques a Incendios Forestales, que tardó una hora en llegar, y llegó una sola persona en moto”, contó. Expresó su preocupación por la demora y la falta de respuesta.

Y denunció que en esa zona no hay un solo cartel “alertando, sobre todo a turistas porque los residentes saben”, que no se puede hacer fogones.

Opinó que además de cartelería preventiva hay que empezar “a tener mano dura, implementar un sistema de multas a la persona que está haciendo un fogón en una zona donde no está permitido”.

Dijo que se necesitan carteles para que las personas sepan que está prohibido y que se aplica una multa y después que haya controles, que brigadas de incendios forestales monitoreen la zona.

Planteó que son pocos los lugares dentro del ejido municipal donde la gente está habituada a hacer fogones. “Esta es una y de las más concurridas, sobre todo, por jóvenes y es un lugar residencial porque hay casas cerca”.

Tersoglio advirtió que sin controles “esto no se va a terminar y puede terminar en un desastre. Las brigadas de incendios tienen que salir a monitorear, tiene que haber cartelería que acompañe y sobre todo multas, porque si no estos chicos van a seguir haciéndolo, sobre todo multas muy fuertes”.

“No sé qué se está esperando acá. Estamos teniendo mucha suerte pero ya sabemos que con el cambio climático y el calentamiento global cada verano va a ser más peligroso”, afirmó.

“Villa La Angostura vive de su ambiente natural y atraemos turistas gracias a eso, el día que ocurra un incendio todo se acaba”, sostuvo.

Tersoglio lamentó que algunos “jóvenes no toman conciencia de nada y al no haber controles, no haber multas, esto va a continuar”.

Además, manifestó su preocupación ya que “mucha gente cree que los fogones se apagan con arena y eso es imposible, la temperatura se mantiene por debajo de la arena y es peligroso”. “Los fuegos se apagan con agua y estas personas ni siquiera se toman el trabajo, ya que hacen el tremendo fogón, de apagarlo bien”, aseguró.

Antecedentes

Tersoglio recordó que este tema de los fogones en la playa de Gerosa, en Manzano, “viene desde hace más de 10 años”.

“Es un lugar que los jóvenes locales han tomado como un habitué para hacer la previa, la posprevia y lo que sea desgraciadamente”, informó.

“Es propiedad privada, pero las playas son de uso público y son muy conocidas por todo el pueblo. Hay una tranquera por la cual todos pasan, que está permitido pasar para acceder a la playa”, explicó.

“Pero, desgraciadamente, hace muchos años había carteles puestos por incendios forestales, por el particular. inclusive era cartelería de Parques Nacionales que decía que estaba prohibido acampar y hacer fuego”, rememoró.

Dijo que esos carteles fueron desapareciendo con el tiempo, se fueron destruyendo, se fueron cayendo y no fueron repuestos.

“Y hace unos cuatro años atrás, junto con un grupo de alumnos míos, decidimos hacer una campaña para prevenir justamente incendios forestales”, relató Tersoglio.

“Nos juntamos con empleados de incendios forestales, vimos cuáles eran sus necesidades y uno de ellas era que no tenían presupuesto para poner cartelería”, aseveró.

“Así que decidimos de nuestro bolsillo hacer carteles que impacten, que ayuden a concientizar a la gente para no hacer fogones en esa zona porque justamente tiene mucho pino, mucho árbol seco, y es difícil de acceder para un móvil de bomberos o de incendios forestales”, comentó.

“De nuestro bolsillo compramos materiales y pintura y fuimos a hacer ocho carteles y los empleados de incendios forestales los colocaron”, contó.

“Los colocamos en lugares estratégicos para que la gente cuando va por el sendero que bordea el río bonito y llega a esa playa enorme los vean”, señaló.

“Y para los que vienen por la calle internamente desde Península Manzano los vean y empezamos a hacer un monitoreo para ver cuánto tiempo duraban esos carteles y si se caían volverlos a colocar”, enfatizó.

“A los dos meses de haber colocado los carteles, estábamos con la mitad de la cartelería –cuatro- y finalmente al cabo de seis meses se terminaron de destruir todos los carteles, donde la misma gente que hacía los fogones usaban los carteles para madera para el fogón”, lamentó Tersoglio.

 

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.