21
Wed, Apr

El novio de Guadalupe fue derivado a Bariloche para ser intervenido quirúrgicamente

Sociales
Tipografía

El empleado policial fue herido con el arma blanca que portaba Juan Bautista Quintriqueo, cuando intento defender a Guadalupe la noche del martes antes de que ocurriera el femicidio.

 

El joven empleado policial que se encontraba la noche del martes con Guadalupe Curual, y que fue herido por Juan Bautista Quintriqueo, según informaron fuentes judiciales, fue trasladado ayer miércoles hacia Bariloche porque requiere de una cirugía.

Jennifer A., amiga de la familia, informó este jueves a LA ANGOSTURA DIGITAL que Roberto Y. se encuentra “estable y con heridas de consideración, una de ellas, que es en el brazo. Por eso, necesita cirugía, que se hará el viernes”.

Dijo que el paciente fue derivado ayer miércoles a un centro hospitalario de Bariloche, donde se encuentra internado en terapia intensiva, porque necesitaban estabilizarlo.

Explicó que todavía no saben con precisión cómo fue la secuencia del ataque de Quintriqueo la noche del martes.

En principio, Guadalupe estaba en el interior del auto con Roberto, que era su novio. La beba de Guadalupe estaba en el asiento trasero del vehículo, estacionado en la Plaza de los Pioneros.

Quintriqueo llegó al lugar y fue en dirección de Guadalupe. Intentaron irse pero no pudieron por razones que se investigan.

El hombre atacó a Guadalupe y el novio “en un intento desesperado por defenderla se interpuso” y la chica salió corriendo, relató Jennifer.

Dijo que Roberto había llegado hace unos 2 años a Villa La Angostura y cumple funciones en la comisaría 28.

Comentó que es de Plottier y recordó que la madre de Roberto había sido víctima en 2009 de femicidio en esa localidad.

Jennifer pidió a las personas que se manifiestan por estas horas que “paren con tanta bronca hacia la Policía, porque él o ellos no se lo merecen”. Destacó que Roberto “ama su trabajo y trata de ayudar a todos”.

“Es entendible el dolor, porque a todos nos duele y nos va a doler, por ella, por su hija, por su familia, pero la culpa está en los jueces y fiscales. El policía lo mete preso hoy y si el fiscal no encuentra causa lógica (pruebas) para que siga preso, lo sueltan. Y después la culpa cae en el  lugar equivocado”, afirmó.

Dijo que Roberto anoche había presentado fiebre “y lo iban a tener ahí (por terapia intensiva) hasta que puedan estabilizarlo para pasarlo a una sala de internación”.

Jennifer pidió a la población una “cadena de oraciones” para pedir por la recuperación del joven policía.