05
Thu, Dec

En un mes esperan volver a habilitar el lago Espejo y alrededores

Por ahora no se puede bañar ni tomar agua del Lago Espejo y sus alrededores.
Sociales
Tipografía

La medida fue tomada la semana pasada para retirar gran cantidad de roedores que aparecen muertos. Se busca prevenir cualquier posibilidad de hantavirus ante la floraciòn masiva de la caña colihue

 

Las autoridades de Parques Nacionales y la provincia de Neuquén decidieron restringir preventivamente el acceso y el tránsito en 10 sectores, entre lagos y senderos, de los casi 110 kilómetros que unen San Martín de los Andes con Villa La Angostura. Esto incluye, hacia la cordillera, el paso fronterizo Cardenal Samoré. La medida podría durar un mes, según pudo conocer ayer LA NACION de fuentes oficiales en el lugar.

La decisión busca evitar la exposición de residentes y turistas a cientos de roedores que están apareciendo muertos, tras las distintas medidas que se adoptaron en los últimos 10 meses para controlar el aumento natural de la población, incluidos los ratones colilargos, que pueden transmitir hantavirus.

"Se deben incrementar las medidas de prevención para evitar el contagio de enfermedades zoonóticas como el hantavirus, que es endémica de toda la región, con especial atención en la zona de floración masiva de la caña colihue al noroeste del parque nacional", informó la intendencia del área.

Este proceso natural de aumento de roedores se activó a principios de año con la floración masiva de la caña de colihue en la zona norte del parque, en un área rural llamada Brazo Rincón. La semilla de la caña es alimento para los roedores y con más comida se reproducen más durante el año. Ese crecimiento poblacional se conoce como "ratada".

"Este excepcional abastecimiento de alimento beneficia, entre otros, al ratón colilargo, que es el que transmite el hantavirus. Por esto se adoptan las mayores medidas de prevención. Cuando se termina la comida, los roedores se desplazan masivamente buscando más. Por eso han empezado a aparecer en distintos lagos. Pero es la etapa final del proceso", explicó la veterinaria Mariana Armendariz, del Departamento de Zoonosis de Villa La Angostura.

Fuentes de Parques Nacionales explicaron ayer a LA NACION que "el fenómeno está en declive. Cuando aparecen los ratones muertos, quiere decir que pasó el pico de este proceso, que sucede cada 40 años. Y es lo que se está empezando a ver y durará unas cuatro semanas. Las imágenes son muy impresionantes, pero nos dicen que de cara a la temporada de verano estaría todo bien".

Esas imágenes de ratones flotando en el lago Villarino o en las orillas de lagunas alarmarían a cualquier visitante. No es así para sus pobladores, que están más acostumbrados a la aparición de ratadas.

En los primeros meses del año, se detectó un aumento del peso de los roedores que monitorea en la zona un equipo del Centro de Ecología Aplicada del Neuquén (CEAN). Eso activó una alerta para implementar medidas de control e información a la población para reducir riesgos. Durante el invierno, previendo que los roedores dejarían el bosque y se trasladarían a zonas pobladas en busca de más alimentos, se construyeron defensas, zanjas y trampas con baldes. Participaron las autoridades de Neuquén, Parques Nacionales y otros organismos nacionales del Sistema Nacional para la Gestión Integral del Riesgo (Sinagir).

En las últimas semanas, la Brigada de Riesgos Especiales de la Policía Federal estuvo trabajando con equipos de Gendarmería en los alrededores de los lagos Villarino y Espejo, Bahía Brava, Bahía Mansa y Correntoso para disponer de manera segura de los animales muertos.

"En todos los casos, se los trata como si fueran portadores del virus hanta para evitar cualquier riesgo de exposición", había explicado Daniel Russo, subsecretario de Operaciones y Protección Civil del Sinagir. A esos roedores, entre los que hay colilargos (un 10% sería portador del virus hanta), se los debe enterrar con suficiente profundidad como para que otros animales de la zona (pumas o zorros), no los encuentren al buscar alimento.

Este verano, los turistas que opten por la Cordillera y la zona de Siete Lagos, deberán estar atentos a la información que suministre Parques Nacionales que irá informando sobre la habilitación progresiva de los sitios con el paso de los días.

"Es la parte final del proceso, pero, a la vez, la más difícil. Tampoco es posible predecir por cuánto tiempo van a seguir apareciendo roedores muertos. Ante esto, lo fundamental es limpiar las playas y mantener informada a la población local y a los turistas sobre las medidas de prevención -dijo Armendariz-. En ese caso, básicamente no hay que entrar en contacto con los ratones".

Desde la Municipalidad de Villa La Angostura, informaron que las consultas las atenderá Parques Nacionales, que actualizará la información sobre los senderos y las playas habilitadas por sus redes sociales. En el caso de hallar ratones muertos en el agua, se recomiendan no bañarse en el lugar. Y, si es posible, avisar a las autoridades locales.

Aunque en octubre la presencia de ratones en aguas del norte del lagos Nahuel Huapi, Espejo y Correntoso fue impactante, lugareños y pescadores afirman que disminuyó notoriamente. "Esto era previsible y la gente estaba informada. La población sabe cómo actuar y cómo cuidarse. No hay miedo", afirmó Armendariz.

Cerrados hasta nuevo aviso:

Cascada Ñivinco

Última Esperanza

Correntoso

Espejo

Totoral

Aguada del Burro

Rincón-Panguinal

Lagunas desde los 7 Lago

Balneario y áreas de acceso público del Lago Espejo

 

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.