21
Wed, Apr

Organización MuMaLa Neuquén :“Lo que pasó en Villa La Angostura era esperable”

Foto: Julián Campos
Sociales
Tipografía

 Carolina Pérez dijo en una entrevista en AVC Noticias que “Guadalupe hizo lo que tenía que hacer, el Estado no la acompañó”.  Anunció que el 8 de marzo volverán a presentar en el Congreso un proyecto de ley, para declarar la emergencia “Ni una menos”, en el país.

 

“Consideramos claramente que la responsabilidad del femicidio de Guadalupe Curual, más allá de la persona que lo materializó, es el Estado. Ella lo había denunciado, ella hizo lo que tenía que hacer, el Estado no la acompañó”, aseguró en AVC Noticias Carolina Pérez de la organización feminista Mumala.

Planteó que el Poder Judicial “tiene que asumir la responsabilidad. Lo que pasó en Villa La Angostura era de esperar y los trabajadores judiciales sacaron un comunicado dando cuenta de que iba a ocurrir”.

Anunció que el 8 de marzo presentarán en el Congreso de la Nación el proyecto de ley para declarar la emergencia “Ni una menos”.

Dijo que en el proyecto “sugerimos que se cree un registro único de personas denuncias por violencia de género, que tienen causas judiciales, un plan de desarme a nivel nacional y sobre todo monitoreo para los agentes de las fuerzas de seguridad que cuentan con denuncias de violencia de género y que sean desarmados”.

Recordó que en 2012 habían presentado el proyecto “a partir de nuestra experiencia de trabajo en territorio acompañando a mujeres víctimas de violencia y familiares de mujeres que han sido asesinadas”. Pero la iniciativa no prosperó.

Una realidad que no cambia

“Vemos con mucha preocupación una realidad que no cambia. Y desde hace muchos años que insistimos que es necesario contar con una ley que declare que las mujeres estamos en emergencia”, afirmó Pérez. Reiteró que lo pasa con las mujeres “es una situación muy grave”.

Explicó que el proyecto, que se presentará en el marco del 8 de marzo, busca fortalecer el cumplimiento de las leyes en vigencia y los dispositivos para las mujeres en situación de riesgo.

Contó que los dispositivos “son instituciones que están integradas por equipos interdisciplinarios con el fin de dar acompañamiento psicológico y económico a mujeres que hayan realizado una denuncia o estén en proceso de hacerlo”.

Observó que hay localidades de la provincia “que no cuentan con dispositivos de atención, no hay ningún área ni provincial, ni municipal, ni nacional que dé acompañamiento a mujeres víctimas de violencia”.

“Hay zonas donde no hay una casa integral, donde mujeres víctimas puedan pasar la noche o el tiempo necesario hasta tanto superen la separación con el agresor”, comentó Pérez.

Dijo que organismos como la Subsecretaría de Mujeres o el Ministerio de Mujeres a nivel nacional, “en realidad, son carteras en este caso que se dedican más que nada a la prevención, hacen campañas nada más, no hacen acompañamiento a mujeres víctimas de violencia. De eso se encarga Desarrollo Social, la Subsecretaría de Familia, la dirección de abordaje a la violencia”.

Destacó que es necesario inyectar recursos a esos dispositivos para que funcionen en el interior de Neuquén. También en el país.

Tobilleras

Pérez explicó que proponen tobilleras electrónicas para los agresores porque “se tienen que monitorear y controlar cuando hay una amenaza de muerte”.

Recordó que hoy las mujeres que sufren violencia cuentan con posibilidad de una consigna policial o el botón antipánico “que a veces demoran días en llegar porque hay pocos recursos”.

“Son dispositivos que los tiene que tener la mujer, lo que implica no vivir libremente tu vida, con el temor constante de ser abatida por el femicida”, advirtió. Pérez consideró que los varones tienen que ser controlados. Destacó que en el país “tenemos leyes interesantes pero sin recursos”.

“Quienes tienen que decidir arbitrar las medidas necesarias están mirando para otro lado. Se nos ríen en la cara, el gobernador Omar Gutiérrez, el Poder Judicial. Necesitamos que las instituciones hagan su parte”, sostuvo.

“El Estado no las está protegiendo a las mujeres víctimas de violencia, el Estado es responsable. Es una decisión política que le estamos pidiendo a Gutiérrez y a Alberto Fernández”, aseguró.

Dijo que piden que el acceso a los programas destinados a las mujeres en situación de violencia “sean sin clientelismo y sin burocracia”.