Elevaron el nivel de alerta del volcán Lonquimay pero no hay riesgo de erupción a corto plazo

Es un estratovolcán que se encuentra ubicado en la región de la Araucanía, completamente en territorio chileno. Las localidades neuquinas de Loncopué, Villa Pehuenia, Caviahue-Copahue, Las Lajas y Primeros Pinos, al igual que el paso internacional Pino Hachado, se encuentran a un radio entre 70 y 100 kilómetros de distancia del volcán.

Se elevó ayer el nivel de alerta técnica del volcán Lonquimay a color amarillo. Así lo informó la subsecretaría de Defensa Civil y Protección Ciudadana, en coordinación con el Servicio Geológico Minero Argentino (Segemar), a través de su Observatorio Argentino de Vigilancia Volcánica (OAVV), según base de datos proveniente del Observatorio Volcanológico de los Andes del Sur (Ovdas).

Este cambio del nivel de alerta técnica se encuentra basado en un aumento en los parámetros de sismicidad del volcán a lo largo de marzo, particularmente desde el 9. Por otra parte, no se ha detectado ningún tipo de cambio en relación con otros datos paramétricos.

El subsecretario de Defensa Civil y Protección Ciudadana, Martín Giusti explicó que “este aumento de la alerta del volcán es meramente técnica y que con el escenario actual no se espera una erupción inminente o en el corto plazo, ni afectación alguna sobre territorio argentino. No obstante, y dando cumplimiento a los protocolos de alerta temprana de la provincia, ya nos encontramos en comunicación con las localidades neuquinas cercanas al volcán para coordinar acciones ante posibles escenarios”.

Agregó que “los organismos encargados del monitoreo de los volcanes emiten los niveles de alertas técnicas de los mismos y nosotros, como un organismo de protección civil en coordinación con cada intendente y referente comunal, configuramos esa información en niveles de alerta poblacionales, los cuales indican a la población las acciones a realizar ante distintos tipos de eventos”.

Toda la sismicidad registrada hasta el momento presenta baja magnitud, y sólo fue posible localizar algunos de los sismos HB y VT en las inmediaciones del edificio volcánico principal, con distancias entre 2 y 7 kilómetros, y profundidades que varían en un rango entre 4 y 11 kilómetros con referencia a la cima del volcán. Sin embargo, estos cambios son poco comunes en el registro histórico del monitoreo permanente del volcán iniciado en 2010 (año de instalación de las estaciones de monitoreo en territorio chileno).

Facebook Notice for EU! You need to login to view and post FB Comments!
Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.