Fueron condenados a prisión a los tres asaltantes del taxista

Entradas las primeras horas de la tarde de ayer, fueron condenados los tres asaltantes del taxista, por el violento robo a mano armada ocurrido el 20 de agosto pasado en el barrio Puerto Manzano de Villa La Angostura.

EL HECHO
Como se recordará, la fiscalía a cargo de Adrián De Lillo y la querella representada por el abogado Cristian Hugo Pettorosso acusaron a Ramón Miguel Rivero y su hijo Jonathan Rivero, quienes, junto a Franco Nahuel Fernández Caturla abordaron un taxi -en compañía de menores de edad- para luego reducir al conductor, logrando sustraer mediante golpes y amenazas distintas pertenencias del trabajador.

Es así, que se le atribuyera a los tres imputados que le fecha indicada, en horario cercano a las 13.00 horas, estaban esperando en un domicilio próximo a calles Colibri y Cauquenes del Barrio Altos de Manzano, habiendo solicitado los tres sospechosos un servicio de taxi, que arribara pocos minutos después. En ese sitio, los supuestos pasajeros suben al vehículo, increpando al chofer para que permitiera el ascenso de otra persona, a lo cual se opuso la víctima, poniendo su vehículo en movimiento.

Ante ello, los Rivero -padre e hijo- continúan exigiéndole al taxista que permita el ingreso de otro ocupante, y tras una breve marcha dada en una fuerte discusión, uno de los agresores acciona el freno de mano, logrando ascender a otro asaltante.

Ante esa situación, la víctima desciende del vehículo y huye corriendo por calle Colibri, siendo seguido a toda prisa por el grupo de agresores. Aquella logra ingresar a un predio de cabañas, buscando refugio, pero logran darle alcance los cacos, dándole golpes y amenazas de muerte, esgrimiendo un cuchillo delante de la cara del taxista que yacía tirado en el piso.

El grupo continúa pegándole en distintas partes del cuerpo para luego privar ilegítimamente de libertad al chofer, y ser trasladado por la fuerza hasta el mismo taxi donde continuara sufriendo una dura golpiza ubicado en el asiento trasero, entre medio de dos agresores.
El cabecilla de la banda, Ramón Rivero se ubicó como conductor y trasladaron al taxista hasta el Barrio Las Piedritas, dejándolo junto al vehículo en inmediaciones de la calle Araucanos y Huemul, donde le dijeron -textual- “no te vamos a robar, pero si vas a la policía te vamos a matar”; mientras que los delincuentes se retiraron del lugar con rumbo desconocido.

Tras el hecho, la víctima corroboró que le habían robado una campera y una billetera con una suma aproximada de diez mil pesos correspondiente a la recaudación de ese día; suceso que motivara una fuerte movilización de taxistas y remiseros de nuestra localidad reclamando por mayor seguridad y la urgente detención de los malechores, quienes intentaron darse a la fuga, siendo uno de ellos apresado por la Policía cuando pretendía abordar un colectivo en la terminal para abandonar la localidad.

LAS CONDENAS

En el marco del juicio abreviado desarrollado, se declarara penalmente responsables a los tres sujetos, por el delito de robo calificado por haber sido cometido con un arma y en poblado y en banda; imponiéndoseles a ambos Rivero la pena de cuatro (4) años y seis (6) meses de prisión de cumplimiento efectivo, y a Caturla la penalidad de tres (3) años de prisión, también de efectivo cumplimiento, declarándoselos reincidentes a Ramón Rivero por una condena anterior -hecho materializado en año 2017, portación ilegal de arma de fuego, sufriendo pena de 3 años y 8 meses de prisión-, y a Jonathan Rivero por registrar condenas anteriores por hurtos calificados cometidos en la provincia de La Pampa.

El juez penal interviniente, Maximiliano Bagnat, dispuso el inmediato traslado de los reos a la unidad carcelaria 41 de Junín de los Andes, con excepción de Franco Caturla, a quien se le ordenara alojamiento en distinta penitenciaría, por situaciones de diferencias que se suscitaron entre los prisioneros a último momento, según trascendió por pasillos de tribunales.

Al ser consultada la víctima, quien escuchara en forma presencial todo el desarrollo de las audiencias ubicado en una sala contigua del edificio judicial, dijo por medio de su abogado Pettorosso que está muy conforme con el resultado obtenido y que no desea ver más a los atacantes por el pueblo, logrando a partir de ahora recobrar un poco de paz para poder trabajar tranquilo y que agradece el apoyo de sus compañeros presentes en los momentos difíciles que tuvo que pasar.

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.