28
Sun, Nov

Marcha y desgarrador relato de la familia de la joven que murió en el hospital local

Carta de lectores
Tipografía

La madre y la hermana de quien fuera en vida Adriana Yanquitul escriben ante el trágico desenlace que tuvo en una operación de vesícula. Piden la autopsia y que la justicia dictamine quienes fueron los médicos responsables. El miércoles marcharán a las 18 hs hasta el hospital local.  

 

Sr. Director:

Por la presente nos dirigimos para hacer una denuncia pública por lo acontecido el día 27 de septiembre del corriente año en el hospital local mi hija Raquel Adriana Yanquitul.

Debía ser intervenida por vesícula con todos los análisis previos en condiciones de ser intervenida, ingresando a la siete y media al mismo y yo llegó minutos después anunciándome en lo cual me dijeron que esperara porque la estaban preparando. Me quedo sentada en Estadística y espero, pasa el tiempo y nada, me dirijo a la guardia toco timbre había una señora con un bebe me dice “toque timbre”, lo hago sin obtener respuesta, me vuelvo a dirigir a Estadística delante mío iba una señora que trabaja en Tránsito, esposa de un familiar mío la que pide ingresar por su hijo que tenía internado.

Es cuando escucho que la mandan por la mesa de las visitas, cuando sale la sigo e ingreso asiéndome anunciar “soy la mama de la joven que va ser intervenida”, lo que me responden esperar mientras yo me mensajeaba con mi hija la cual me pedía que pidiera que me dejaran pasar, lo cual yo le manifesté, que “hiciera berrinche como mi nietita” y capas me dejaban ingresar.

Cansada de esperar ya le manifiesto mi fastidio y que averigüen cuál era el motivo de tanta espera, en seguida viene el encargado de los ingresos me dice “pase”, y me dirijo a la oficina de la enfermera de la parte de internación la cual de mal modo me dice que tenía solo cinco minutos para verla o después no me dejaría estar acompañarla previo a su operación.

Así que obedeciendo entro a la habitación nueve donde mi hija estaba con suero, me dijo “hola mamita”, lo cual yo le doy un beso y se reía mostrándome que la cama tenía control y yo le decía que la lleváramos a casa. La besé le dije “estas tranquila?”, me dijo “si, ma en cuarenta y cinco minutos salgo mamita”. La vuelvo a besar y le dije te amo “te espero afuera”, saliendo vuelvo el rostro hacia ella me tiraba besos me dijo” te amo”, y me voy.

De vuelta me siento en mesa de entrada a las visitas me pongo a charlar con “Pitu” el chico que vende pan, luego me ve una vecina que trabaja, ahí me pregunta que hacía ahí, le manifiesto espero a mi hija, me dice “bueno, sale enseguida, suerte”. Después viene otra señora que trabaja ahí y me dice “va salir todo bien” yo le manifiesto mi intranquilidad lo cual ella se dirige a preguntar a los médicos para que hablaran con la madre. Hubo un momento que me ve el doctor y me pregunta si estoy acompañando a mi hija, la cual él conocía y le digo si, ya muy preocupada le manifiesto al hombre de la entrada mis nervios, él se dirige por la placita del hospital a manifestarle a la enfermera y me dice que espere.

Salgo al patio, yo antes veía que iban y venían con canastos con ropa como de quirófano y un instante veo al doctor con un celular rojo dirigiéndose a uno metros de mi, lo escucho decir “manden cuatro bolsas de sangre y plasma la paciente de veintinueve años se agravó”. Yo sentí un escalofrió, corrí y le manifiesto al mismo hombre que pasa y me dijo ahí vienen los médicos y yo con mi corazón que se me salía camino de un lado al otro, me paro en la ventana que da al patio. Había una mujer sentada en una banca, veo que vienen dos médicos uno morocho y uno bien rubio, le hablan y ella moviendo la cabeza dice “no”, levantan la mirada y yo levanto mi mano.

Me llaman, salgo por el lado de Estadística que da al patio y el medico me dijo “señora, siéntese”, yo ya sacada le digo “¡noo que mierda pasa!”, y me dice “sabe que la operaciones se complican”, y yo le digo “que me decis! donde está mi hija? que mierda pasa!!”. Me dice “cuando abrimos mi compañero cortó un vaso” yo empiezo a llorar y le digo “no!! déjamela ver!! si en cuarenta y cinco minuto sale que mierda me decís!!”, y él me dice “está grave con respirador”.

Yo empiezo con una crisis, le digo “déjamela ver!!” me dijo “está en terapia”, yo enloquecí me dijo “está sola?, llame a alguien”…

No sé, llamé a mis hijos Enrique, Brian, Rosa, mi yerno diciéndoles se acerquen sin decirles, ya que trabajan lejos y temía su reacción, y mi otra hija venia o iba en viaje.

No sé cómo llegó Enrique primero ya que trabaja en Bandurria y enseguida mi yerno, y les manifiesto los dichos médicos y les digo hay que esperar, era ya casi la una y monedas.

No sé qué hora era, ya no se veían médicos, yo oraba a gritos “Dios, no me quites a mi hija!” sus hermanos oraban…yo suplicaba la derivaran o me sacaran a mí lo que ella necesitara. Mi yerno le dice “mi mujer vino caminando y vos me decís me la entregaras en una bolsa”, yo le grito “derívala yo pago todo”, me dijo sería en vano “no hay nada más que hacer”, yo gritaba, oraba, pido verla y ahí estaba mi niñita toda llena de cosas entubada con máquinas.

Yo la besaba le decía “hija, volvé, te estoy espetando, desperta!, vamos a casa!”.

Salí no podía más, salgo hago veinte pasos y sale solo un médico me dice “murió”, comencé a gritar, mi hijo se descompensa, era un caos, les pedir ayuda, solo enfermeros venían, levanto la mirada y estaba lleno de policías, me viene a la mente “nos vienen a llevar presos ya que por la causa del acampe no podemos tener problemas los policías”, al ver la situación se conduelen y se quedan a acompañarnos.

Yo no sé qué horas eran, ya estaba sentada medio oscuro entra una amiga mía Mónica a los gritos diciendo “que mierda hicieron hdp!”, y yo sentí que algo me samarrió y enfrente mío estaba mi otra hija Rosa y le grito “Rosa, para todo llama la abogada a adri la mataron que no toquen a tu hermana hace la denuncia!”.

Pidió custodia al cuerpo, pedimos la autopsia y lo demás lo saben …mi hija Rosa, Brian…yo fui sedada y la mujer que todos conocían murió con su hija. Hoy me duele el alma, el cuerpo, no puedo con tanto dolor, hoy si quieren métanme presa porque no debería hacer esto, pero ya me mataron y a mi familia, mi nietita de tres años no verá jamás a su mama.

“Chica buena, trabajadora, buena madre, buena hermana, buena hija, buena amiga, solidaria. Hoy soy un trapo, hoy no hay ni firmas, ni rapidez por meter preso a este médico, pueden pensar y decir lo que quieran, mi adrianita estaba bien se reía, él me la entrego muerta. Yo quiero justicia, que sea apartado hasta que se esclarezca la muerte de mi hija, empatía a la justicia, mi dolor mi familia destruida”.

Nosotros como familia esperábamos dieran la cara el director del hospital Ramiro Tornelli, nadie habló con nosotros ni siquiera un médico. El día 27 de septiembre solo se nos acercaban enfermeros, pero en ningún momento un médico dio la cara.

Sabemos el nombre del médico cirujano que operó a mi hermana, junto con otro cirujano que aún no conocemos su nombre. Lo único que puedo decir es que mi hermana no sufría ninguna enfermedad crónica, era una joven con buena salud y es difícil de entender cómo en una operación de rutina pudo pasar algo así.

Tenemos nuestra abogada trabajando sobre este asunto. Pero queremos que el pueblo sepa con que clase de médicos contamos.

Siempre defendimos a los médicos siempre tuvimos toda la fe en ellos, pero hoy lamentablemente dejan mucho que decir... por más que hagamos lo que hagamos mi hermana no va a volver, dejaron una niña de solo 3 años sin madre, un esposo destrozado, mamá y hermanos destrozados y devastados.

El día miércoles 27 al cumplirse un mes voy a realizar una marcha a las 18hs desde el ACA hasta el hospital.

Ojalá esta vez la gente nos apoye. Queremos justicia por mi hermana y no vamos a parar hasta que paguen los responsables. Hospital, médicos y director. Sé que mucha gente que trabaja en el hospital se cayó la boca por miedo, lamento decirles que el silencio es COMPLICIDAD.

La nota que cuenta todo lo sucedido lo redactó mi mamá, pero yo me hago responsable de todo esto. A mis familiares los quieren callar porque éramos parte del “Acampe” y todos están con causas judiciales, menos yo. Así que si ahora pretenden llenarme d causas antes d esto yo estuve limpia. Esperé mucho tiempo, y sigo sin respuestas, MATARON A MI HERMANA Y QUIERO JUSTICIA.

Rosa Marianela Yanquitul

DNI 39.129.424

Villa la Angostura