18
Sun, Apr

“Me insultaron y amenazaron con ingresar y quemarme la cabaña”

Carta de lectores
Tipografía

Hugo Omar Bravo escribe para dar su versión sobre el incidente ocurrido con Pablo Antriao y que tomara estado público luego de la denuncia en la Comisarìa 28. 

 

Sr. Director:

ESTA ES LA CABAÑA QUE DEFIENDO

 Comienzo con afirmar que soy policía retirado, y lo que para muchos parece ser estigmatizante , para mí es un orgullo haber pertenecido a esa institución. Precisamente unos de mis destinos fue Villa La Angostura y compre a Don, Enrique Antriao una fracción de terrenos de una proyecto que había fraccionado la mayor extensión en unidades con entrada común privada, ya que la Municipalidad de esa localidad había visado un plano expediente 66-A/4-96, año 1996. No fue un proyecto de inversión comercial, fue parte de un plan de vida, ya que cuando me retirara viviría en la Villa a la que con mi familia queremos y visitamos Esa es la cabaña, esa es una extensión de  mi hogar.

Cuando falleció el vendedor, sus herederos, no otorgaron escritura traslativa de dominio. Inicie un juico de escrituración cuya primera sentencia de fecha 2 de agosto de 2007, los condena a escriturarme una fracción que totaliza 1578 metros cuadrados, perfectamente individualizada ya que es la suma de dos unidades funcionales una de 978 metros cuadrados, y parte de otra de 600 metros cuadrados. Se condena a los herederos, por lo que es esencial y necesaria la mensura del inmueble a fin de efectuar una correcta individualización del inmueble adquirido por mi. La sentencia recorrió todas las instancias hasta el Superior Tribunal de Justicia confirma la misma el 11  de octubre de 2011.-.

Aclaro que la sucesión Antriao Enrique fue condena en otros dos juicios mas, por escrituración hecha sobre la base del plano mencionado, no un simple croquis, como sostiene Paulo Antriao. Nunca lograron resolver el conflicto, y solo  modificando la situación afectando la calle con una entrada privada a calle publica, con nuevas medidas no las originales generan nuevo terrenos y quieren hacer negocios con lo que ya no es de ellos.-

No es un bien relicto de la sucesión, ya no puden disponer del loteo.-

El día 7 de febrero del 2021, el señor Paulo Antriao, con un grupo de personas entre los que me informan había personal policial de civil, reconocido por testigo, me insultaron y amenzaron con ingresar y quemarme la cabaña. Solicite intervención de la autoridades policiales, que llegaron tardíamente. Con un hacha en la mano corto el alambrado y la esgrime para amenazarme y atacarme.

Solo fue un acto turbatorio de mi posesión que ejerzo y defiendo como me lo permite el Código Civil y Comercial y como me lo reconoció el Poder Judicial de esta Provincia, al que deben someterse los sucesores, la Municipalidad y el Catastro Provincial. Voy a recurrir a la Justicia en todas las instancias, lo vengo haciendo desde comienzo de siglo XXI, pero como dice el dicho popular la justicia tarda, eso lo comprobamos Pero llega eso es lo que deseamos.- 

Hugo Omar Bravo

DNI 8.119.998