05
Thu, Aug

Organizaciones rechazan proyectos de plantas cloacales que afectan el Nahuel Huapi

Carta de lectores
Tipografía

Con la firma de varias organizaciones ambientalistas, mapuches y vecinos autoconvocados expresaron su rechazo a medidas que se quieren implementar en Bariloche y Dina Huapi.  

 

Sr. Director:

En Río Negro el mandato constitucional sobre las políticas de recursos naturales resulta numeroso y completo. Es un  sistema de protección y gestión del ambiente y de los recursos naturales integrado por normas de diferente naturaleza, que otorgan así todo un manto de protección ambiental a nuestra provincia. Sin embargo, cuando llega el momento de su aplicación, la realidad nos demuestra que no es así.

En un completo Informe Ambiental publicado en Diciembre 2016 por los Dres. Groesfeld, Cabrera y de Paz del C.E.P. (Centro de Estudios Patagónicos), hacen el siguiente diagnóstico; “Situándose en el Nahuel Huapi, la contaminación urbana de tipo cloacal es la más fuerte. Esto teniendo en cuenta que la actividad turística es la más fuerte en la región, y sin dejar de lado aspectos industriales o la actividad tecnológica que se desarrollan hace muchos años. A ello se suma la navegación (hidrocarburos) y, hasta no hace mucho, los residuos de plata presentes en los productos químicos utilizados en el revelado fotográfico. Además, el Centro Atómico o INVAP con sus instalaciones situadas junto al lago, tienen una población estable de más de mil empleados por lo que suman dos focos puntuales a la contaminación urbana mencionada. A pesar de que se realice el tratamiento correspondiente, este último siempre deja un residuo que se vierte de acuerdo con estándares fijados por las autoridades de agua de la región.”

Nuestras denuncias comenzaron ante la evidencia de que la planta inaugurada en 1994, que fue la peor solución encontrada para resolver el tema de la disposición de los líquidos cloacales de Bariloche, estaba al límite de su capacidad.  Decimos que fue la peor solución porque en lugar de construir la planta próxima a la estepa y alejada del Lago Nahuel Huapi, a fin de permitir que el proceso de tratamiento se completara por medio de campos de infiltración o zanjas drenantes, se prefirió la arcaica ubicación sobre la misma costa, con un caño “emisario” que pronto presentó fisuras. Ni la Municipalidad ni la Provincia cumplieron ni con la actualización del Plan Director, para evaluar el crecimiento de las necesidades de infraestructura, ni con el reemplazo del colector costanero, que ya era obsoleto en 1994, con un diámetro insuficiente, debía ser entonces, y recién ahora se está colocando uno nuevo, 27 años tarde.

También está en terminación una planta de tratamiento similar a la anterior, que daría solución a otros miles de hogares, pero a un costo que muchos no pueden afrontar. Para lograr esas obras imprescindibles fueron necesarios 3 amparos ante la Justicia Federal y Penal, innumerables denuncias, y la difusión, en un canal nacional, de un video que mostró al país un caño que volcaba materia fecal sin tratamiento directamente “al Paraíso que había visitado Obama y que estaba en peligro de contaminación” según publicado en El País de Madrid.

No fuimos acompañados por la Justicia, ya que el Amparo inicial, de agosto de 2010, recién fue resuelto por el juez federal en abril de 2019 e inmediatamente apelado por el DPA y por Parques. Esa apelación fue resuelta por supuesto en contra, por la Cámara de Roca, recién el 30 de marzo de este año 2021, y no hubo ni siquiera una gacetilla de la actual Defensora de la Provincia, lo cual demuestra además que no ha sido tampoco un tema de su interés.  Sin embargo, y a pesar de que el Juez Federal ordenó al DPA cumplir con las obras complementarias, dándole la responsabilidad que le corresponde, tampoco observamos que ese organismo esté involucrado en el control de las obras que se están realizando y sobre las que existen numerosas denuncias por el desvío de las vertientes naturales que está encontrando el zanjeo.

Lamentablemente parte de la comunidad tal vez no previó las consecuencias del vuelco indiscriminado de nutrientes y metales, que aparecen incluso en muestreos oficiales, por lo cual no participaron de nuestras acciones, incluso viviendo aguas debajo de la planta.

Tampoco hubo mucha reacción por parte de quienes, viviendo sobre la Avda. Bustillo, tienen próximas a sus viviendas las estaciones elevadoras, donde nunca se colocaron las bombas para impulsión en caso de corte de luz, y que cuentan, por supuesto, con los caños de vuelco directo al lago. El más evidente y más denunciado se encuentra en el km 3, pero existen otros en el km 4.600, 6 y en Playa Bonita.  Las aguas del Lago Nahuel Huapi tienen un tiempo promedio de residencia de 12 años, en lugares recónditos prácticamente no existe renovación, y a medida que nos acercamos a su desagote en el Río Limay aumenta extraordinariamente la velocidad; se necesita un “caño emisario” de gran extensión para alejar el líquido insuficientemente tratado o crudo en muchas ocasiones, que ha eutrofizado las aguas, ha deteriorado la imagen de un bien turístico, y ha depreciado propiedades ribereñas, y que la acción de los vientos y las corrientes devuelve a la costa.

Vale hacer una importante aclaración. El segundo módulo de planta de tratamiento en construcción no tiene, de ninguna manera “capacidad ociosa” como se pretende hacer creer a alguna gente. Existen en Bariloche todavía muchos barrios que no han sido conectados, y por otro lado, por alguna desidia nunca resuelta, hay pluviales conectados a la cloaca, que impiden cuantificar el líquido que circula por los colectores y que llega a la planta.

Por lo tanto, mal puede Bariloche, que ya está recibiendo camiones atmosféricos de Dina Huapi, aceptar la conexión de un caño que tiene previsto repetir sobre el Este la historia de vuelcos de líquido cloacal crudo en la Avda. Bustillo.

De todo lo anterior se sigue, que las Agrupaciones abajo firmantes, pertenecientes a las distintas localidades de Neuquén y Río Negro que conformamos la Gran Comarca del Nahuel Huapi y Limay, nos oponemos y alertamos sobre los Proyectos de Plantas (Dina Huapi, Villa La Angostura, etc) que intentan repetir o acrecentar el mismo Sistema arcaico del 94 con Vuelcos sobre Espejos de Agua, en lugar de los nuevos paradigmas de “Vuelco 0” y “Reuso del Agua”.

 

Árbol de Pie - Bariloche

Vecinos Autoconvocados Dina Huapi en Resguardo del Ambiente.

Asamblea Socioambiental de Plottier

#BosqueAgua Subcomisión Ambiental de la Biblioteca Popular Osvaldo Bayer - Villa La Angostura

Comunidad Mapuche Lof Kinxikew – Villa La Angostura

Consejo zonal Lafkenche – Villa La Angostura

Comunidad Mapuche Lof Melo – Villa La Angostura

Comunidad Mapuche Lof Kintupuray - Lago Correntoso

Comunidad Mapuche Lof Paichil Antriao - Villa La Angostura

Agenda Verde Angostura

ÁRBOL VLA

Asamblea Socioambiental de San Martin de los Andes

 

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.