05
Thu, Aug

Familias del "acampe" rechazan el proyecto de emergencia habitacional impulsado por Stefani

Sociales
Tipografía

Así lo expresaron a partir de una consulta en relación al proyecto que el jefe comunal presentó en el Concejo Deliberante para declarar la emergencia habitacional en Villa La Angostura. Plantearon que el intendente los discrimina en la iniciativa.

 

El proyecto de ordenanza que la gestión del intendente, Fabio Stefani, presentó esta semana en el Concejo Deliberante no generó muchas expectativas entre las familias que están en la toma del predio que el ISSN tiene en Villa LA Angostura.

El artículo del proyecto que causó malestar es el que advierte que no se avalan “asentamientos ilegales ni usurpaciones de inmuebles públicos o privados dentro el ejido municipal”. Y prevé que “no podrán acceder bajo ningún concepto a las soluciones habitacionales aquellos vecinos que incurran en aquellas acciones y/o delitos”.

Fuentes del acampe dijeron este jueves a LA ANGOSTURA DIGITAL que el proyecto de ordenanza “no nos incluye a nosotros. Hasta el intendente nos discrimina, pero igual acá seguimos firmes nosotros”.

“Todas estas cosas que nos dan bronca nos ponen cada más firmes”, expresaron.

También objetaron la información sobre la orden de desalojo que dispuso a finales del año pasado la fiscalía y la causa penal contra las personas que habían sido identificadas en el acampe, según informaron este miércoles fuentes judiciales.

“Lo de la orden de desalojo vigente lo sabemos desde que entramos acá y lo de las causas tampoco es así, porque solo notificaron a 7 familias”, comentaron.

“No tuvimos miedo cuando estuvo hasta el fiscal Rubio acá en la entrada, menos ahora que vienen solo con amenazas y sacando notitas en el diario. No hay palabras para definir ya al honorable señor intendente”, expresaron desde el acampe.

La ordenanza que Stefani propone declara la “Emergencia Habitacional dentro del ejido Municipal de Villa La Angostura por el término de un año, a partir de la promulgación”.

Autoriza al Ejecutivo municipal “a crear la cuenta llamada Fondo de Emergencia Habitacional que tendrá afectación presupuestaria específica para la utilización en el marco de la duración de esta emergencia a los fines de lograr soluciones habitacionales”.

También, propone autorizar al Ejecutivo municipal “a realizar  adquisiciones, administrar y enajenar bienes del dominio municipal para la realización de bienes inmuebles que aporten a la solución de la problemática habitacional planteada y regularizar la condición dominial de los lotes ya existentes a fin de garantizar la titularidad de los mismos”.

Impulsa crear, en un plazo no mayor a los 7 días a partir de la promulgación de la ordenanza, “una comisión integrada por miembros del Concejo Deliberante”, con representantes de los bloques parlamentarios, “cuya función será supervisar y brindar apoyo al Ejecutivo municipal en la implementación de las acciones que se llevaran adelante para enfrentar la Emergencia Habitacional”.

También, encomienda al Ejecutivo Municipal que a través de la Secretaría de Planeamiento, Infraestructura, Medio Ambiente, Fiscalizaciones y Viviendas Sociales “remita un informe a este Concejo Deliberante, detallando todos los inmuebles de propiedad municipal, que se encuentren en condiciones de ser enajenados en los términos del artículo 180 de la Carta Orgánica Municipal”.

El proyecto oficial prevé que el Ejecutivo municipal “podrá suscribir los convenios respectivos con el ADUS, IPVU, y  con el Ministerio de Desarrollo Territorial y Hábitat de la Nación con el fin de que nuestra localidad ingrese a las políticas públicas provinciales y nacionales relativas a mejoramientos habitacionales, planes de viviendas sociales y todas aquellas acciones que tiendan a solucionar el déficit habitacional”.

Y el artículo 7 del proyecto establece que la ordenanza “no avala asentamientos ilegales ni usurpaciones de inmuebles públicos o privados dentro el ejido municipal. No podrán acceder bajo ningún concepto a las soluciones habitacionales aquellos vecinos que incurran en aquellas acciones y/o delitos”.

 

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.